Publicado 18/07/2020 11:59CET

Javier Aureliano García: "La covid-19 nos ha reseteado y ha cambiado por completo las prioridades de la provincia"

El presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García (PP)
El presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García (PP) - DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

La Diputación está "preparada" ante los rebrotes con "más de 300.000 mascarillas" en stock

ALMERÍA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García (PP), ha hecho balance del primer año de este mandato al frente de la institución provincial, que se ha visto determinantemente marcado en su último tercio debido a la crisis sanitaria del covid-19, lo que ha obligado a reconducir las políticas de su gobierno para dar respuesta a los municipios y la ciudadanía.

"Con la covid-19 nos han resetado. Lo que habíamos planificado en 2019 para ejecutar entre 2020 y 2022 con unos presupuestos expansivos, todo eso nos lo resetean el día 12 de marzo de este año y cambia por completo todo, con lo que ya las prioridades de esta provincia son totalmente distintas a las de una semana antes", ha valorado el presidente de la Diputación en una entrevista concedida a Europa Press.

Si bien el equipo de gobierno había comenzado ya a trabajar en algunos de los planes marcados para el mandato como la lucha contra la exclusión financiera, que a partir de este mes llevará cajeros automáticos a pequeños pueblos, o planes de caminos rurales como parte de la estrategia para la acabar con la despoblación, la covid-19 obligó en poco tiempo a "fabricar más planes" para combatir la enfermedad.

García ha indicado que desde el inicio de la pandemia se han introducido "programas más importantes y prioritarios" que, a través del Plan Almería, han dado respuesta mediante distintos vectores a las necesidades económicas y sociales. El plan, dotado con más de 111,5 millones, fue aprobado "por unanimidad" tras remodelar los presupuestos aprobados anteriormente también con el apoyo de todos los grupos.

En esta línea, el presidente ha incidido en que el "diálogo" con el resto de fuerzas ha sido una de las máximas durante el último año. "Estoy muy agradecido a mi equipo de gobierno, pero también a los diputados de PSOE, Vox y Cs, que han estado a la altura", ha expresado García, quien también ha reconocido la labor de los funcionarios y trabajadores de la casa para sacar adelante una respuesta unificada ante el coronavirus.

"La hoja de ruta que trazamos para a invertir muchos millones en la provincia se están dando, aunque el escenario es distinto", ha apreciado el máximo representante de la Diputación almeriense, quien en este sentido ha detallado que el Plan Almería se ha nutrido presupuestariamente de actividades no realizadas por no poder ajustarse a las recomendaciones sanitarias así como del aplazamiento de otras actuaciones no tan "prioritarias", como el Edificio Hogar Provincial para centralizar los servicios de la Diputación.

No obstante, otras obras han continuado al ser consideradas como "inversiones estratégicas" ante su impacto en el empleo y la economía, entre ellas, la adaptación del antiguo Hospital Provincial para que acoja el primer Museo del Realismo Español Contemporáneo. "Nuestra intención es que las obras acaben el año que viene, a ser posible, en el primer semestre", ha indicado el presidente tras reconocer un "parón" producto de la pandemia.

EL TELETRABAJO CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Una de las estrategias y medidas adoptadas a raíz del covid-19 ha sido la articulación de un reglamento para favorecer el teletrabajo en la institución provincial y en los consistorios. "Hemos sido la primera administración de toda España en aprobar un reglamento por unanimidad del teletrabajo", ha incidido García, quien cree que esta herramienta supone además un instrumento más para asentar la población en los pueblos.

"No queremos obligar a nadie a vivir en un pueblo, pero tampoco que nadie se sienta obligado a vivir en un ciudad", ha indicado el presidente, quien estima que tras la experiencia dada durante el confinamiento, cuando se establecieron más de 1.500 redes para que los funcionarios y resto del personal pudiera trabajar desde sus hogares, más de un tercio de la plantilla ha solicitado acogerse a este recurso.

Para García, el teletrabajo es "fundamental" para luchar contra la despoblación, ya que es una manera más de generar oportunidades en municipios con menos servicios, toda vez que contribuye a reducir desplazamientos y rebajar la huella de carbono. En la misma línea, ha apuntado su interés en conseguir que la fibra óptica llegue a los 103 pueblos de Almería frente a los 40 a los que alcanza actualmente.

Junto con esta medidas, la Diputación también ha tratado en el último cuatrimestre de aplicar otras soluciones inmediatas para combatir de forma directa la pandemia, para lo que se han repartido entre los municipios de menos de 20.000 habitantes mascarillas FFP2 para todos sus habitantes.

Asimismo, y de cara a los rebrotes, la institución cuenta con "más de 300.000 mascarillas" en stock para proteger a los ciudadanos. "Sabíamos que podía haber rebrotes y nos hemos preparado. Hemos sido rápidos a la hora de adquirir material para proteger a la población, y ahora somos conscientes y estamos preparados con material para repartir a la población en el momento que sea necesario", ha explicado el presidente.

Además, durante las últimas semanas y a través de los distintos programas del Plan Almería, la Diputación ha desarrollado líneas de actuación de carácter social, tanto a través de ONG y servicios sociales, con las que se ha llegado a más de 500 familias; y otras de apoyo a los autónomos, con ayudas de 1.000 euros para cerca de un millar de ellos. De la misma forma, se han establecido fondos para apoyar al sector cultural y se han potenciado la contratación de obra pública para reactivar el empleo.

UNAS PREVISIONES TURÍSTICAS "ACEPTABLES"

En cuanto al sector turístico, gravemente afectado por el coronavirus ante la caída de los viajes y la limitación de movimientos, el presidente cree que el trabajo previo que se había hecho de la marca 'Costa de Almería' va a permitir a los establecimientos hoteleros y al sector en general aguantar la temporada estival, con una ocupación media de entre el 75 y 80 por ciento.

Así, y aunque la captación de turistas extranjeros ha comenzado a recuperarse con viajeros provenientes de Reino Unido, principalmente, la Diputación tiene previsto iniciar en el mes de agosto una campaña en medios nacional y "programas de máxima audiencia" para atraer al turista nacional y tratar de estirar la campaña vacacional hasta el mes de noviembre.

Según ha indicado García, Almería ofrece un "turismo seguro" en el que además destacan la "singularidad" y los "atractivos" de la provincia. "De Almería se sale libre de covid-19", ha afirmado el presidente de la Diputación, quien cree que algunos establecimientos del interior y los hoteles rurales costeros podrían rozar incluso el cien por cien de ocupación.

A pesar de todo, ha reconocido que el sector turístico de la provincia está acostumbra a "empezar el verano en marzo", por lo que la pandemia ha afectado notoriamente a los empresarios y trabajadores dedicados al turismo aunque durante las últimas semanas las grandes cadenas han ido aumentando sus reservas. "Podemos llorar por un ojo, pero no estar del todo contentos. Tenemos que esforzarnos mucho más para estirar por la parte final del verano la época estival", ha dicho.

En cualquier caso, García ha reconocido el "comportamiento ejemplar" de los almerienses y ha pedido que mantengan esta "responsabilidad" individual para acabar con el covid-19, toda vez que ha hecho un reconocimiento especial a los trabajadores de la agricultura y el manipulado que han "arriesgado su vida y la de su familia" para sacar adelante el sector primario y surtir a los ciudadanos de productos de primera necesidad.

Para leer más