Cuatro detenidos por estafar a empresas de Almería con el "timo del nazareno"

Actualizado 04/11/2015 11:05:00 CET

ALMERÍA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en Almería y Lorca (Murcia) acusadas de estafar más de 47.000 euros a varias empresas mediante el 'timo del nazareno'. La banda dirigía una sociedad en un polígono industrial de la localidad murciana con apariencia de dedicarse a la distribución y almacenaje de alimentos perecederos.

En concreto, según ha apuntado la Comisaría en una nota, entre los detenidos se encuentran tres empresarios de Lorca y un asesor de Almería. La investigación comenzó a raíz de una denuncia por parte de la propietaria de una empresa de Almería, que manifestó haber recibido "numerosos requerimientos de facturas impagadas de diversos proveedores de toda la geografía española", que le reclamaban a su empresa el pago por la adquisición de productos de alimentación que no habían sido realizados por su compañía.

Los agentes encargados del caso comprobaron que en todas las facturas que los proveedores presentaban constaba como lugar de entrega la misma nave empresarial situada en un polígono industrial.

Tras varias gestiones, los agentes determinaron que en la nave referida ejercían su actividad varias empresas de compraventa de mercancías perecederas al frente de las cuales se encontraba un testaferro, pero que en realidad eran gestionadas por otras dos personas encargadas de recibir las mercancías.

Se averiguó que habían sido estafadas varias empresas del sector alimentario ubicadas en diferentes provincias españolas a las que habían timado más de 47.000 euros. Los investigadores identificaron y localizaron a los estafadores, que fueron detenidos en Lorca (Murcia) y en Almería.

El 'modus operandi' que utilizaban los arrestados es conocido como el 'timo del nazareno'. En este tipo de estafa empresarial se utiliza como mecánica fraudulenta la creación aparente, y en muchos casos real, de un negocio para realizar bajo su cobertura mercantil una serie de pedidos. Muchos de los pedidos eran de gran valor económico, servidos en la confianza normalmente existente entre empresas del mismo sector, que no tienen intención de pagar y que se hacen desaparecer rápidamente.

Estos fraudes se han caracterizado por el fingimiento de titularidad de una empresa solvente que actúa adquiriendo de los proveedores diversas mercancías que se pagan a plazos mediante la aceptación de letras de cambio o la entrega de cheques de cuenta corriente, siempre con la intención de no atender esos pagos aplazados. Los productos eran vendidos rápidamente a precios muy asequibles por lo que obtenían de inmediato grandes beneficios económicos.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería en colaboración con agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Lorca.