Publicado 03/04/2024 12:38

Aumenta un 77% el número de empresas que reciclan en el Centro Ambiental de Marbella (Málaga)

Los residuos RCD han representado el 51 por ciento de los recogidos por el centro en 2023.
Los residuos RCD han representado el 51 por ciento de los recogidos por el centro en 2023. - MANCOMUNIDAD COSTA DEL SOL OCCIDENTAL

MARBELLA (MÁLAGA), 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro Ambiental de Marbella (CAM), cuya titularidad ostenta la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y que gestiona Urbaser, ha aumentado en un 77% el número de clientes en 2023, alcanzando un total de 1.240 empresas frente a las 700 de 2022. El CAM, que cumple este mes su cuarto aniversario, recepta Residuos de Construcción y Demolición (RCD), residuos verdes, tierras y voluminosos.

Para el presidente de la Mancomunidad, Manuel Cardeña, este dato revela "que las empresas de la comarca están cada vez más concienciadas con los beneficios que para nuestro entorno supone la gestión controlada de los residuos que se generan en el sector de la construcción y en el mantenimiento de zonas verdes y jardines. El tejido empresarial tiene completamente asumido cuál es el procedimiento legal para la gestión sostenible de los residuos que generan".

A lo largo de 2023, el CAM ha gestionado un total de 301.677 toneladas, frente a las 319.188 toneladas del 2022, ha detallado este miércoles la institución mancomunada en un comunicado. Además de los RCD, residuos verdes y voluminosos, el CAM también recibe los Residuos Urbanos (RU) y envases ligeros de Marbella, Ojén e Istán, que son compactados, disminuyendo el número de traslados de estos restos al Complejo Ambiental Costa del Sol, ubicado en Casares, y con ello las emisiones de CO2.

De las 301.677 toneladas totales, 92.052 fueron residuos urbanos de los tres municipios, esto significa un 30% del volumen total recibido. En concreto, los RCD supusieron el 51% de las entradas al CAM en 2023. Le siguen la poda, que representa un 10%; los voluminosos, un 5%, y las tierras, un 4%.

En relación a los RCD, en 2023 se recogieron 153.400 toneladas, frente a las 156.723 de 2022. En segundo lugar, el material más abundante fueron los restos vegetales. El CAM gestionó en 2023 un total de 29.044 toneladas de poda, un 7 por ciento menos que en 2022 cuando se receptaron 31.224 toneladas.

El incremento más destacado se produjo en la recepción de residuos voluminosos, con un 40% de aumento. De las 11.009 toneladas de 2022, se pasó a 15.378 toneladas en 2023. A esto hay que sumar las 11.800 toneladas de tierras recibidas el pasado año, que registraron un descenso del 57% respecto a 2022, cuando se trataron 27.726 toneladas.

Para mejorar la recuperación posterior de los residuos en el CAM, los RCD se clasifican en limpios, sucios y mixtos. Lo mismo ocurre con la poda, que se diferencia entre poda limpia y sucia. La recuperación de material es "una de las prioridades" del CAM, por ello "se está implementando en la dinámica de trabajo la selección de otros materiales como papel-cartón, madera, plástico, férrico y RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos)", según ha destacado la Mancomunidad.

Cardeña ha resaltado que "el trabajo que se realiza en este centro ambiental garantiza la circularidad de estos materiales que antes terminaban, en muchos casos, en escombreras ilegales perjudicando notablemente la imagen de nuestros municipios. De manera que los beneficios del CAM no sólo son ambientales, sino también económicos y turísticos".

Leer más acerca de: