La Diputación acoge las II Jornadas del Regadío en la provincia, foro de debate sobre el futuro del olivar cordobés

Antonio Ruiz (centro), en la inauguración de la jornada
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2018 14:00:36CET

CÓRDOBA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, ha acogido este martes las II Jornadas sobre el Regadío en la provincia, iniciativa que bajo el título 'Criterios de asignación de recursos', aúna a la Junta de Andalucía, las Cooperativas Agroalimentarias andaluzas, Asaja, COAG y UPA, además de la ya mencionada institución provincial.

En declaraciones a los periodistas previas a la inauguración del encuentro, el máximo responsable de la Diputación cordobesa, Antonio Ruiz, acompañado por el delegado provincial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, entre otras autoridades, ha hecho hincapié en que "este encuentro ejemplifica el trabajo que se viene realizando en torno a la Mesa del Regadío y que supone el esfuerzo común de administraciones y organizaciones agrarias en busca de un objetivo común como es el análisis de futuro sobre la superficie de regadío".

Ruiz ha recordado que "Córdoba cuenta con 184 almazaras, cuatro denominaciones de origen de aceite de oliva y unas 352.293 hectáreas de olivar, y de ellas un 16 por ciento se encuentra en parcelas de regadío, lo que representa un porcentaje muy pequeño si se tiene en cuenta que almacenamos el 50 por ciento de agua de la cuenca".

"Nuestra provincia es la que más agua almacena de la cuenca y, sin embargo, es la que menos superficie de regadío tiene, situación que debe ser revertida, utilizando de manera provechosa las concesiones que ya tenemos, y a su vez, planteando la necesidad de tener acceso a más agua", ha continuado Ruiz.

El presidente de la Corporación provincial ha insistido en que "para seguir siendo competitivos en el sector agroalimentario debemos asumir que el agua va a ser un bien determinante a la hora de asegurar en el presente y en el futuro más inmediato esa competitividad de nuestra agricultura y, muy específicamente del olivar".

"Por ello, administraciones y organizaciones agrarias trabajamos en la misma dirección, para conseguir objetivos comunes relacionados con un bien tan escaso como es el agua", ha apostillado Ruiz.

Por su parte, el delegado provincial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, ha remarcado que "la mesa del regadío se nos presenta como un instrumento para defender el futuro del campo cordobés, a la vez que nos sirve para concienciarnos del momento de competitividad que vive el sector agroalimentario en general".

Zurera ha puesto de manifiesto que "se trata de establecer un punto de debate en el que realizar un análisis más profundo sobre lo que significa un campo con agua y un campo sin agua, en aras de poner más tierra en regadío". "Si miramos los datos de 1987, comprobamos que, desde un punto de vista concesional, teníamos 228 hectómetros cúbicos de agua más de lo que tenemos hoy en 2018, por lo que si recuperamos estas concesiones, que entendemos nos pertenecen, podríamos poner en regadío 150.000 hectáreas de olivar", ha finalizado.

Entretanto, el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha recalcado que esta jornada es importante porque "el agua es vida" y ha resaltado que con la competitividad internacional existentes "hace falta producir, sostenibilidad y bajar los costes".

El presidente de las Cooperativas Agro-alimentarias de Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta, ha subrayado que "lo más importante es ver la unidad del sector en torno a la necesidad de Córdoba de mayor dotación de agua", es "absolutamente imprescindible tener suelo de riego" para mantener la competitividad.

Igualmente, la secretaria provincial de COAG, Carmen Quintero, ha reivindicado "el derecho a tener más agua para la provincia", resaltando que este recurso es la clave para que una explotación sea rentable o no. Por último, el secretario de organización de UPA, Francisco Moreno, ha afirmado que el regadío "multiplica por seis la productividad de la tierra", generando puestos de trabajo y fijando la población a los municipios.