Educación introducirá fórmulas para "facilitar" la participación de empresas locales en la gestión de comedores

Educación.-
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA
Publicado 18/03/2019 13:35:58CET

Imbroda explica que el proceso de escolarización se desarrolla "con absoluta normalidad"

SEVILLA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha anunciado este lunes que se van a modificar los pliegos de contratación en la gestión de los comedores escolares para introducir fórmulas que "faciliten" la participación de "pequeñas empresas de carácter local para mejorar así la calidad" del servicio de comedor escolar en Andalucía, favoreciendo además una mayor utilización de productos locales en los menús.

Así lo ha anunciado en respuesta a una pregunta que sobre la cuestión de los comedores le ha formulado en comisión parlamentaria la diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo.

El consejero ha informado de que, el próximo curso 2019/20, el 65% de los centros educativos andaluces ofertarán este servicio complementario, de forma que 1.938 colegios e institutos dispondrán de comedor, y "la gran apuesta del nuevo Gobierno es aumentar de forma progresiva pero imparable el número de comedores hasta que todos los centros escolares puedan ofertar este servicio".

Imbroda ha defendido que el servicio de comedor funciona "razonablemente bien" en Andalucía, aunque "hay críticas puntuales y demandas concretas". Al respecto, ha explicado que, si se detectan incumplimientos por parte de las empresas que prestan el servicio, se aplican penalizaciones previstas en los pliegos de contratación y se asegura el buen funcionamiento del comedor.

"Nuestra hoja de ruta es clara: prevención, control y determinación", ha aseverado el consejero, que también ha recalcado que hay que valorar las dimensiones reales de este servicio, que permite que más de 193.000 niños reciben cada día en su colegio el almuerzo con unos "elevados estándares de calidad nutricional".

En este sentido, ha recordado además que el precio público del comedor es de 4,38 euros por día, coste que se mantiene invariable desde el año 2009. Sobre esta cuantía, y en función de la renta familiar, se aplican descuentos de entre el 10% y el 100% del precio total. De hecho, en torno al 42% del alumnado beneficiario tiene gratuidad total y el 29% algún tipo de bonificación.

MODELO MIXTO

El servicio de comedor se presta este curso 2018/19 en 1.908 centros, de los cuales 1.356 son gestionados a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) mediante licitaciones públicas. Los restantes 316 son comedores de gestión directa de la Consejería de Educación.

El modelo andaluz, por tanto, es un modelo mixto que combina, por un lado, la gestión directa con centros con cocina propia, donde los menús son preparados por el personal de la Junta de Andalucía y, por otro, centros con servicio de comedor de catering, prestado por empresas externas adjudicatarias de licitaciones cuyo órgano gestor es APAE, según ha detallado Imbroda.

Ha especificado que, dentro de estos comedores con servicio externalizado hay, a su vez, de dos tipos; centros con sus propias cocinas y con personal de la empresa adjudicataria, y centros que no tienen cocinas y que ofertan comida que ha sido transportada "con todas las garantías" y ha sido elaborada mediante el sistema de cocinado de "línea fría".

Independientemente de la modalidad, Imbroda ha remarcado que los menús que se sirven en los comedores escolares públicos "siguen todas las recomendaciones sanitarias en cuanto a alimentación saludable y promueven una alimentación completa".

RECLAMACIONES DE ADELANTE ANDALUCÍA

Sin embargo, el diputado de Adelante José Ignacio García ha negado que las incidencias sobre el funcionamiento de comedores sean "una cuestión puntual" y ha afirmado que "tampoco es una cuestión nueva". Además, se ha mostrado "sorprendido" de que el planteamiento de Imbroda sea "básicamente mantener el modelo del anterior Gobierno" socialista, "que está sufriendo enormes críticas por la mala calidad de la comida" servida.

Igualmente, ha alertado de que hay "un enorme problema con las condiciones laborales del personal de los comedores, realmente malas, y con falta de personal", y ha criticado que "la inmensa mayoría de comedores educativos está en manos de multinacionales".

En respuesta, el consejero ha explicado que, desde que tomó posesión del cargo, se ha planteado por qué la alimentación de los comedores "no puede estar suministrada por empresas locales" y "cómo se puede hacer que en los futuros pliegos de condiciones se refleje esa opción". Ha querido dejar claro que habla de "empresas locales cercanas, no de Ampas" gestionando directamente los comedores, porque sobre eso ha habido "experiencias que no han tenido buen resultado".

También ha apostillado que "las multinacionales juegan con sus economías de escala y pueden ofrecer precios más bajos", así como que "no podemos cerrar las puertas a nadie".

En su segundo turno, José Ignacio García ha defendido que "un gobierno responsable debería seguir tres pasos" sobre los comedores, comenzando por "exigir, al menos, el cumplimiento de los pliegos, siendo implacables", así como "cambiar los pliegos", teniendo en cuenta que las multinacionales "dan precios más bajos, pero a costa de criterios medioambientales o condiciones laborales".

Además, "un gobierno responsable, que se plantea la educación desde un punto de vista integral, tiene que apostar por la gestión directa de los comedores escolares", según ha abundado García, a lo que el consejero ha respondido que esa gestión directa "sería lo ideal", pero esto no depende "muchas veces de voluntad, sino que es una cuestión de espacios, de limitaciones de recursos".

PROCESO DE ESCOLARIZACIÓN

Por otro lado, en respuesta a otra pregunta de Adelante Andalucía, Javier Imbroda ha explicado que el proceso de escolarización en Andalucía para el curso 2019-2020 se está desarrollando "con absoluta normalidad, dentro de la normativa vigente", y ha recordado los principales datos en relación al mismo.

La diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha preguntado a Imbroda por la "apuesta" de su Consejería por "la matriculación dentro de la escuela pública", que "los poderes públicos están obligados a fomentar".

Además, ha expresado la preocupación de su grupo por el modelo de escolarización en torno a un Distrito Único que la Consejería "quiere poner en marcha en cursos posteriores", porque "ya se ha implementado en comunidades autónomas gobernadas por la derecha y ha roto los principios de igualdad en torno a la educación", así como, con él, se "favorece la clientela" para los centros privados, que se ven así "beneficiados", según ha señalado.

Al hilo, Naranjo ha manifestado que el consejero "bien sabe" que los centros de educación privados "son empresas", porque el propio Imbroda "tiene algunas empresas relacionadas con la formación y el deporte".

A esta referencia le ha respondido el consejero aclarando que él "tenía empresas privadas", pero "antes de dar el paso" a la política "tuve que vender mis participaciones sociales" en dichos negocios, por lo que ha instado a la diputada de Adelante a "informarse mejor". Además, ha lamentado la "demonización" que se da hacia dichas entidades formativas.

De igual modo, Imbroda ha aconsejado a Naranjo que reflexione sobre si se debe "condicionar la libertad de los padres para elegir el modelo educativo de sus hijos", y ha reiterado que él cree "en el sistema público, pero también en la libertad".

El consejero ha aseverado que no quiere "que la educación pública le tema a la concertada o a la privada", así como que no tiene "ningún temor a la competencia", a lo que la diputada de Adelante ha replicado que "la escuela tiene que garantizar la igualdad de oportunidades", y "la competencia rompe ese principio de igualdad".

El consejero ha zanjado el debate manifestando que "la Administración tiene que estar donde haya colectivos desfavorecidos, donde haya desigualdades educativas" y una "verdadera necesidad socioeconómica".

Para leer más