31 de mayo de 2020
 
Actualizado 18/05/2020 11:29:19 +00:00 CET

Villalobos espera que el superávit municipal se pueda dedicar a planes de empleo

Rodríguez Villalobos (izda., abajo) durante su intervención.
Rodríguez Villalobos (izda., abajo) durante su intervención. - EUROPA PRESS/RADIO CÓRDOBA

CÓRDOBA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha dicho este lunes esperar que el uso del superávit propio por parte de los ayuntamientos en la desescalada, que ve posible gracias a la "sensibilidad" del Gobierno de la Nación, no se permita solo para inversiones financieramente sostenibles, sino también para llevar a cabo "planes de empleo".

En este sentido, Rodríguez Villalobos, quien ha intervenido junto al presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, en un encuentro telemático organizado por Radio Córdoba-Cadena SER con la colaboración de la Diputación cordobesa, ha afirmado que "hay buenas esperanzas" de que el Gobierno central permita a los ayuntamientos el uso de su superávit, cifrado por el presidente de la FAMP en "28.000 millones de euros", y que éste se pueda dedicar a necesidades definidas por los ayuntamientos.

De hecho, según ha precisado, ahora "se está negociando con el ministerio competente para llegar a un entendimiento, no solo para poder utilizar" el superávit, sino también respecto a "en qué utilizarlo", en cuanto a "si se va a tener en cuenta solo lo que se ha pedido hasta ahora, que son las inversiones financieramente sostenibles o, por el contrario, se va a ampliar esta tipología de obras, de inversiones o de acciones políticas".

En este último capítulo ha incluido el presidente de la FAMP "los planes de empleo, que es una de las reivindicaciones que estamos haciendo en el seno de esas reuniones" con el Gobierno que preside el socialista Pedro Sánchez, desde la premisa de que, en la desescalada, "los gobiernos locales van a ser catalizadores de las políticas desplegadas en estos tiempos tan complicados y difíciles", sobre todo en cuanto a la reactivación económica.

Precisamente, Rodríguez Villalobos entiende que la FAMP está ejerciendo su papel de "coordinadora y catalizadora" de la acción "de los 786 municipios andaluces, a los que representa" y que son "parte fundamental para la salida de esta crisis", algo que ya han demostrado ayuntamientos y diputaciones poniendo en marcha "medidas de choque desde el minuto uno", mientras que, según ha lamentado, no se puede decir lo mismo de "otras administraciones, en este caso la Administración autonómica".

Por el contrario, según ha resaltado Rodríguez Villalobos, "el Gobierno de España sí ha creído desde el minuto uno en el papel crucial e importantísimo" que tienen los gobiernos locales "en la salida de esta crisis", de modo que, mientras que la crisis sanitaria ha estado y todavía "está más en manos de los técnicos y sanitarios", ahora, "en la desescalada", se está contando también con los ayuntamientos para establecer las medidas a adoptar.

De hecho, según ha subrayado el presidente de la FAMP, "Moncloa, el Gobierno de España, tiene claro que los gobiernos locales son socios estratégicos en la salida de esta pandemia" y, precisamente por eso, los ayuntamientos y diputaciones le están pidiendo al Ejecutivo central "más capacidad de maniobra", en cuanto al uso de sus propios recursos.

En este contexto, reclaman que se les deje usar su superávit o al menos "parte" de esos 28.000 millones de euros que acumulan los municipios "en toda España", para "poner esos recursos al servicio de nuestra gente, de nuestros vecinos, para planificar iniciativas que redunden en el empleo, en el apoyo a los más vulnerables, y en reforzar el tejido productivo de nuestros pueblos".

Ello ha llevado al presente de la FAMP a destacar la "sensibilidad especial que el Gobierno está mostrando ante esta demanda de las corporaciones locales", pues "se está trabajando en una negociación permanente entre la FEMP y los ministerios afectados, para ver cuál puede ser ese uso del superávit", para "dar una respuesta firme a esta incertidumbre económica y social".

En este escenario, además, según ha señalado Rodríguez Villalobos, las diputaciones van a "jugar un papel fundamental" en la atención a los municipios menores de 20.000 habitantes, que son su "objetivo número uno", para "apoyar iniciativas en su beneficio", sin excluir tampoco a los municipios mayores de 20.000 habitantes.

De hecho, según ha subrayado, vienen haciendo "todo lo posible", primero para que todos los vecinos "tengan las necesidades básicas cubiertas", a la vez que trabajan en medidas que puedan "reactivar la economía, lo que conlleva crear empleo en nuestros pueblos".

DESPOBLACIÓN Y CORONAVIRUS

Por otro lado y ante la pregunta de si cree que la pandemia y sus posteriores consecuencias pueden llevar un mayor despoblamiento en el ámbito rural, Rodríguez Villalobos ha opinado que, "en principio, no tiene porque afectar negativamente, pues, en estos momentos", los territorios "más seguros son los municipios pequeños, y ahí están las estadísticas" para demostrarlo.

Lo que ocurre, según ha recordado el presidente de la FAMP, es que el fenómeno de la despoblación es algo que "viene de tiempo atrás y, lógicamente, tenemos que actuar" contra el mismo, "con pandemia o sin ella", pues en algunas zonas de Andalucía "ya se le están viendo las orejas al lobo" de la despoblación, que, eso sí, según ha asegurado, es más grave en otras zonas de España.

Por este motivo, según ha indicado, se están "activando medidas para que eso no ocurra, y las diputaciones" son "elementos claves" en este contexto, trabajando siempre por "la cohesión territorial" en sus respectivas provincias, para que no haya "pueblos de primera y de segunda", razón ésta por la que en Andalucía el fenómeno del despoblamiento no ha atacado al ámbito rural como en otras zonas de España, según ha asegurado Rodríguez Villalobos.

Contador