Comienza el rodaje de 'La voz dormida', que supondrá una inversión en la provincia de 230.000 euros

Actualizado 21/03/2011 20:50:12 CET

HUELVA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

En la antigua cárcel de Huelva ha comenzado este lunes el rodaje de la película 'La voz dormida', dirigida por Benito Zambrano y producida por Maestranza Films y Mirada Sur, y que cuenta con el apoyo de la Huelva Film Commission del Patronato Provincial de Turismo y de la Diputación Provincial de Huelva.

Según ha informado el Patronato en una nota, los trabajos de filmación en la provincia se prolongarán durante tres semanas, tanto en las instalaciones del antiguo centro penitenciario de la capital como en distintos exteriores de la provincia. Este rodaje significará una inversión de dinero en la provincia de alrededor de 230.000 euros entre empleos directos e indirectos, y gastos en servicios auxiliares, según Maestranza Films, que espera que la película sea una de las tres cintas españolas con más repercusión este año. Además, contribuirá a la promoción de la provincia de Huelva como plató de cine.

El director de la película, Benito Zambrano, ha agradecido el apoyo que ha encontrado por parte de instituciones como la Huelva Film Comission del Patronato Provincial de Turismo o las áreas de Cultura y Deportes de la Diputación, entre otras. "Desde el primer momento, todo han sido facilidades, se nos han abierto las puertas y esto es algo importante, porque nos facilita mucho el trabajo", ha destacado.

Esta película está basada en la novela 'La voz dormida' de Dulce Chacón, cuya historia se desarrolla en la posguerra española y abarca desde el año 1939 hasta el año 1963. Los protagonistas son Inma Cuesta, María León, Daniel Holguín y Marc Clotet.

El film cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, Junta de Andalucía, Diputación de Huelva, TVE, Canal + y Canal Sur. Además, contará con la colaboración de la Penitenciaría de Huelva y su dirección. De hecho, Maestranza Films ha incorporado a parte del trabajo a varios reclusos, ya que consideran que "es positivo para los programas de reinserción que realiza la dirección de la prisión y los diferentes agentes de asuntos sociales".