Actualizado 09/10/2015 10:54 CET

Inaugurada la muestra 'El gran silencio', acto central por los 25 años del CAAC

Una obra de Alonso Cano en la exposición 'El gran silencio'
EUROPA PRESS/WEB DEL CAAC

La muestra reúne obras de Zurbarán o Velázquez que pertenecieron al monasterio y de creadores como Doris Salcedo o Pepe Espaliú

SEVILLA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ha inaugurado este jueves la exposición 'El gran silencio', la actividad principal de los actos conmemorativos del 25 aniversario del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). La muestra, que se podrá ver hasta el próximo 7 de febrero, reúne obras de destacados artistas internacionales y otras que formaron parte del importante conjunto artístico que fue el Monasterio de la Cartuja.

Durante su intervención, la consejera ha señalado la importancia de una muestra que permite contemplar "obras que fueron creadas para el antiguo monasterio, que vuelven a su ubicación original tras dos siglos de ausencia y que firman maestros como Velázquez, Alonso Cano, Valdés Leal o Martínez Montañés", además de los trabajos de creadores contemporáneos "tan destacados como Doris Salcedo, Tacita Dean o Pepe Espaliú".

Una exposición que, ha dicho, "representa el objetivo que se marcó la Junta de Andalucía cuando en 1990 ponía en marcha el germen de lo que es hoy el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo", convertido en "uno de los centros de referencia del sur de España, uno de los más importantes del país y reconocido a nivel internacional".

Este proyecto reúne una selección de obras de artistas internacionales que tratan temáticas relacionadas de algún modo con aspectos fundamentales de la orden cartuja como son la separación del mundo, el aislamiento y la reclusión, la soledad, el silencio y la contemplación.

Las obras contemporáneas son de artistas tan destacados como Tino Sehgal y Tacita Dean o Doris Salcedo --ésta última Premio Velázquez-- que han hecho en los últimos años intervenciones en la Sala de Turbinas de la prestigiosa Tate Modern de Londres, museo que, precisamente, dedicó una muestra retrospectiva a otra de las artistas de la que se expone obra en 'El gran silencio', Susan Hiller.

También se presentan obras de artistas que han recibido el afamado premio Turner, como Susan Philipsz, y de Tino Sehgal, que recibió el León de Oro de la Bienal de Arte de Venecia. Entre las obras contemporáneas, una pieza icónica del arte y la música, 4'33'' , de John Cage, y una instalación del artista andaluz Pepe Espaliú de la colección del Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Madrid.

En esta muestra se presentan, además, algunas de las obras que formaron parte del importante conjunto artístico que fue el Monasterio de la Cartuja, sede del CAAC, y que tras la Desamortización de Mendizábal en 1836 fueron llevadas a otros lugares. Se trata de obras de maestros como Velázquez, Alonso Cano, Valdés Leal o Martínez Montañés, entre otros, y que nunca desde el siglo XIX habían vuelto a traspasar los muros de la Cartuja

'El gran silencio' toma su título de la película del cineasta alemán Philip Gröning que versa sobre la actualización de algunos conceptos asociados a la vida cartuja, puesto que el edificio del CAAC fue creado originalmente como sede de esta orden monástica. Aún hoy la soledad y el aislamiento, el silencio y la contemplación pueden ser apreciados y sentidos en el lugar pese a las transformaciones de la historia y su destino actual como museo.

El filme de Gröning sobre la cotidianidad de los monjes en la Grande Chartreuse, fundada en 1084 por San Bruno cerca de los Alpes franceses, sirve de introducción a uno de los cinco apartados en los que se subdivide la exposición. Junto a la película, la obra sonora de Susan Philipsz parte también de otra cartuja, en este caso la de Valldemossa en Mallorca.

Los otros cuatro apartados tratan sobre algunas de las derivas del silencio y el vacío en el arte desde los años 60 (John Cage, Hiroshi Sugimoto, Tino Sehgal), las ideas de aislamiento social o político (Pepe Espaliú y Chto Delat), la contemplación como decisión y sus dispositivos (Susan Hiller y Tacita Dean), para terminar el recorrido con la muerte, entendida como el gran silencio, a partir de la escultura de Doris Salcedo y de un cuadro de Lucas Valdés sobre los enterramientos de los patronos del monasterio.