Actualizado 01/12/2015 18:25:58 +00:00 CET

La Junta presenta la exposición 'Grabados de Rafael Pellicer' en el Museo de Bellas Artes

Presentación de la exposición 'Grabados de Rafael Pellicer'
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Alcalde, y el director del Museo de Bellas Artes de Córdoba, José María Palencia, han inaugurado en dicho museo la exposición 'Grabados de Rafael Pellicer' que podrá visitarse hasta el día 21 de febrero de 2016.

Según ha declarado Francisco Alcalde, la exposición 'Grabados de Rafael Pellicer' está formada por 20 de las mejores estampas realizadas por el artistas a lo largo de su carrera, cuatro de ellas donadas al Museo de Bellas Artes de Córdoba por él mismo en diferentes momentos, y 16 procedentes de una carpeta de la tirada realizada por la Calcografía Nacional en 1974, que han sido prestados gentilmente por el Museo de Marbella.

Para el delegado, la muestra se sitúa en la Sala de Dibujos y Estampas y con ella se quiere también dar a conocer el depósito de dos pinturas del artista depositadas por la familia, 'Mujer' y 'Bolera' (óleos sobre lienzo), esta última se mostrará de forma permanente en la Sala VI del Museo, con lo que se le recupera para la historia de la pintura cordobesa del siglo XX.

Rafael Pellicer Galeote, hijo del poetar Julio Pellicer López y sobrino de Julio Romero de Torres, fue un pintor figurativo y grabador, considerado uno de los mejores grabadores contemporáneos. Cercano a la vanguardia a través de su maestro Daniel Vázquez Díaz, representa la plástica de los años posteriores a la guerra civil. Sus figuras volumétricas, incluso llegando a la desproporción, con bastante empaste definen la producción pictórica de Pellicer.

Así, Pellicer participó en diversas Exposiciones Nacionales a partir de 1940, realizando en 1962 una gran antológica en Sudamérica invitado por el gobierno de Costa Rica. Además, practicó también la pintura mural al temple, efectuando decoraciones murales en Madrid, Boston, Teruel, Bilbao o Santo Domingo. Su obra está presente en diversos museos, como el de Bellas Artes de Sevilla, el de la Real Academia de San Fernando o el Centro de Arte Reina Sofía.

Para Pellicer el grabado fue su disciplina experimental favorita, queriendo caminar por la línea abierta por nuestros mejores grabadores modernos, de Francisco de Goya a Ricardo Baroja y Pablo Picasso, sin olvidar la lección que para él supusieron otras figuras menores, como Manuel Benedito o Gutiérrez-Solana.

Para finalizar, Francisco Alcalde ha añadido que consciente de ello, durante su vida donó a este museo sus mejores grabados, es decir, aquellos que merecieron los mayores premios como 'El relojero', 'El cerero' (Terceras Medallas en 1932 y 1936, el primero donado en 1944), 'Cantores' (Primera Medalla en 1945), o 'Lluvia' (1945), estos tres últimos donados en 1947. Los cuatro figuran en esta exposición.