Actualizado 30/12/2010 20:21 CET

El teatro auditorio Riberas del Guadaíra acogerá en febrero el musical 'Hoy no me puedo levantar'

Auditorio Riberas del Guadaíra de Alcalá de Guadaíra
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA

El teatro, que abrirá en pocas semanas, ya anuncia la venta de entradas para el musical con los temas de Mecano

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El teatro auditorio Riberas del Guadaíra, con la más moderna dotación técnica y escénica para acoger todo tipo de conciertos, óperas, zarzuelas, teatros y musicales abrirá sus puertas en Alcalá de Guadaíra en pocas semanas, para convertirse en un "referente" cultural del área metropolitana de Sevilla y de la provincia, y acogerá entre el 24 y 27 de febrero el musical 'Hoy no me puedo levantar' con los temas de Mecano, y para el que ya se anuncia la venta de entradas por teléfono, en taquilla, y por la plataforma Uniticket de Unicaja.

"2011 será el año definitivo de la Ciudad de la Cultura, un cambio significativo para la vida de los ciudadanos con proyección metropolitana que posibilitamos desde Alcalá de Guadaíra con infraestructuras de primerísimo orden como el teatro y la biblioteca y su repercusión en el movimiento educativo". Así se ha referido el alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones, al año entrante, un curso en el que "grandes proyectos en los que se ha estado trabajando con mucho esfuerzo se hacen realidad y son precisamente los que contribuyen al factor más humano del ciudadano, su desarrollo personal, social y cultural", se ha indicado en nota de prensa.

El mandatario se refiere así al funcionamiento de las "importantes y amplias" infraestructuras de última tecnología y dotación como el teatro Riberas del Guadaíra, la biblioteca Editor José Manuel Lara y las repercusiones que ambas tendrán en el proyecto de movilización educativa liderado por el filósofo y pedagogo José Antonio Marina 'Alcalá Educa', todo inserto en las laderas del castillo mozárabe bajo el nombre del proyecto 'Ciudad de la Cultura'.

Así, el teatro, en la ladera norte de la fortaleza medieval alcalareña junto a la gran biblioteca en la ladera sur --ya en marcha--, "forman un tándem de apuesta por el futuro para una ciudad llamada a convertirse en el segundo eje metropolitano tras Sevilla por su apuesta no sólo industrial, tecnológica e innovadora, sino también educativa y cultural".

El objetivo municipal es convertir a este nuevo espacio escénico metropolitano en una referencia cultural imprescindible en la provincia con una ambiciosa programación de alta calidad que abarque todos los géneros y se dirija a todos los públicos. El edificio, obra también de los arquitectos César Portela, Julia Molino y Antonio Barrionuevo, cuenta con una extensión de 6.700 metros cuadrados distribuidos entre la sala principal y el edificio anexo para albergar conferencias, exposiciones, ruedas de prensa, salas de ensayo, cursos de formación, etcétera.

LA MAYOR BIBLIOTECA DE ANDALUCÍA

Los espectáculos, junto a las exposiciones que allí se puedan realizar, se unen a la vida que el curso traerá a la recién inaugurada biblioteca Editor José Manuel Lara, que también cuenta además de los servicios habituales de hemeroteca, audiovisuales, informática, etcétera, con espacios expositivos, de conferencias, e incluso de actividades escénicas al aire libre. Cabe destacar que el apoyo recibido por el Grupo Lara por su filosofía de protección y promoción de la cultura incluye que la biblioteca alcalareña forme parte del circuito de actividades de la Fundación Lara, con lo que será objeto de la visita constante de escritores, exposiciones o presentaciones de libros.

Este enclave es la mayor biblioteca pública de Andalucía con cerca de 6.400 metros cuadrados. Su dotación inicial es de 25.000 volúmenes y está preparada con la más nueva tecnología wifi para las necesidades no sólo actuales sino también de futuro. Además cuenta con espacios para seguir desarrollando las actividades de promoción de la lectura, implicación de la sociedad en la labor educativa de los menores física y digitalmente, además de la inclusión de todos los ciudadanos, independientemente de su edad, en un proyecto cultural común.