Publicado 19/11/2020 18:15CET

El Ayuntamiento de Granada incorpora el primer carro de limpieza eléctrico con GPS

Presentación del carro eléctrico de limpieza con GPS
Presentación del carro eléctrico de limpieza con GPS - AYUNTAMIENTO

GRANADA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada ha incorporado el primer carro eléctrico con GPS incluido para la limpieza viaria de la ciudad, que permite mejorar el servicio de barrido de las calles, facilita la recogida de la basura y optimiza el diseño de las rutas.

El nuevo vehículo ha sido probado en la plaza de Alonso Cano, donde la concejal de Medio Ambiente de Granada, Pepa Rubia, ha indicado que, "una vez que veamos sus resultados, nuestra intención es ir adquiriendo nuevos vehículos menos contaminantes y respetuosos con el medio ambiente, dentro de nuestra apuesta por encaminar Granada hacia una ciudad más sostenible".

La concejal de Medio Ambiente ha resaltado el interés municipal por ir dando pasos en la implantación de vehículos y maquinaria que sean respetuosos con el medio ambiente en los distintos servicios que se prestan a la ciudad, "para lo que también incorporaremos todo tipo de maquinaria eléctrica en las labores de recogida de basura y la limpieza de la ciudad".

En este sentido, ha resaltado que dentro de este objetivo se enmarca la adquisición el año pasado de 35 sopladores de hojas eléctricos, con las que, tal y como ha apuntado, el Ayuntamiento contribuye a evitar la emisión de dióxido de carbono al aire.

La edil ha destacado su interés por conseguir que Granada esté a la cabeza de la tecnología aplicada al servicio de limpieza , y por ello ha adelantado que se van a ir probando distintos vehículos que cumplan estos requisitos que conllevarán, además, una mejora en el rendimiento y la eficacia del este servicio urbano. "Pero queremos dar un paso más y es asistir a nuestro servicio básico, el peón de limpieza viaria, con el objetivo de quitarle carga de trabajo", ha dicho.

En concreto, el carro de limpieza que se ha probado en la plaza de Alonso Cano, al disponer de energía, permite conseguir tres importantes mejoras desde el punto de vista del trabajador y de la ejecución. En primer lugar, se reducen los esfuerzos por parte del trabajador a la hora de realizar desplazamientos y de cargar residuos. En segundo lugar, se produce una mejora del rendimiento en el barrido de calles. Además, también permite optimizar las rutas de trabajo, ya que este carro incluye un dispositivo GPS.

El resultado de la tecnología en este caso es el desarrollo de un carro cien por cien eléctrico que aporta una notable mejora en la ergonomía y el rendimiento en la tarea de barrido manual, al tiempo que cuenta con un diseño que puede adaptarse a los distintos pavimentos, así como más seguridad mediante sistemas de mando y freno y mayor sostenibilidad, al utilizar materiales reciclados.

En cuanto a los beneficios para la salud del trabajador supone una reducción de la movilidad en el proceso de recogida (recorre menos distancia andando); reduce los esfuerzos en las situaciones de empuje o retención del robot en caso de cuestas, ya que puede circular de forma autónoma o asistida; y no se produce elevación de carga.

A su vez, en estos momentos, el servicio de limpieza está empleando en periodo de prueba diferentes barredoras eléctricas peatonales, baldeadoras peatonales eléctricas, vehículos pequeños de transporte de residuos o hidrolimpiadores e incluso un recolector de grandes dimensiones, en el que la caja compactadora y el elevador eran totalmente eléctricos.

Pepa Rubia ha recordado que el Ayuntamiento lleva varios meses probando distintos vehículos que se adapten a las zonas más complicadas de acceso de la capital, como fue la adquisición de una barredora de pequeñas dimensiones para el Albaicín, al tiempo que también ha apostado por maquinaria más ergonómica que cuida la salud del trabajador a la hora de tener que desarrollar un menor esfuerzo físico para su utilización.

Contador