Publicado 09/07/2020 11:29:57 +02:00CET

Fundación Empresa y Clima pide aplicar "la máxima innovación posible" que salga del congreso a conservar el planeta

Sierra de Andújar.
Sierra de Andújar. - 112 - Archivo

SEVILLA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora de la Fundación Privada Empresa & Clima, Elvira Carles, ha ahondado en que una consecuencia de la crisis del coronavirus es que se ha visto que el planeta Tierra "está estresado" y "reclama su espacio", por lo que pide aplicar "la máxima innovación posible para conservar lo más importante que tenemos, junto a nuestros seres queridos, la casa donde vivimos, nuestro planeta".

Así se ha manifestado Carles en un escrito consultado por Europa Press y realizado con motivo del Congreso Internacional de Innovación Social V Centenario Magallanes-Elcano, que se celebra en Sevilla entre los días 18 y 20 de septiembre y también por Internet.

En su artículo expone que el Covid-19 ha cambiado el mundo en las últimas semanas, pero "de ninguna manera debe desenfocarnos del que continúa siendo, ya a corto plazo, el reto más importante de nuestras especie": conservar el planeta.

Además, reseña que el coronavirus ha sido "muy negativo" para la lucha contra el cambio climático, a pesar de que reconoce que se han reducido las emisiones de CO2 esporádicamente, que se ha mejorado la calidad del aire y que la naturaleza ha recuperado espacios, porque la actividad política y normativa se ha visto ralentizada a todos los niveles y se ha aplazado la COP26, que debía celebrarse en Glasgow a finales de este año y que se celebrará en el mismo enclave en noviembre de 2021.

También vislumbra optimismo en que la reacción de los distintos responsables políticos es "rápida", tanto global como localmente, y que a nivel europeo tiene un nombre: Pacto Verde Europeo, la iniciativa que busca conseguir una Europa neutra en emisiones en 2060 y recortar los gases de CO2 entre 50% y el 55% en 2030, frente al 40% actual.

Carles relata que esto se logrará, por un lado, con las herramientas normativas adecuadas, como el anteproyecto de la Ley Europea del Clima, que se votará en los próximos meses en el Parlamento Europeo y la Comisión Europea (CE), y por otro, con los recursos.

También recuerda que a finales de mayo la CE presentó un presupuesto de 1,85 billones de euros para el periodo 2021-2027, un 25% del cual estaría destinado a la digitalización y el Pacto Verde. A estos hay que añadir otros 40.000 millones para reforzar el Fondo de Transición Justa. "Dinero para la recuperación habrá, falta saber ahora si esta será verde o marrón", añade.

En el plano nacional, el Congreso debatirá el proyecto de Ley de Cambio Climático, que aspira a que España sea país neutro en carbono en 2050, una iniciativa promovida por la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, algo que, como Carles señala de unas palabras de la ministra, "es el modelo de prosperidad, estabilidad y recuperación que queremos ver en adelante". Una iniciativa del Ejecutivo que cuenta con una herramienta propia, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec).

"¿Bastará con la iniciativa y la financiación pública? Rotundamente no. Los bonos verdes y otras ayudas que lancen los distintos países o el Banco Central Europeo (BCE) pueden y deben ser un elemento tractor en la aceleración de la recuperación verde post-Covid, pero ya son muchas empresas las que están apostando por este tipo de financiación sostenible, incluso están entrando algunos sectores nuevos como las telco o el retail", apunta la directora de la Fundación Privada Empresa & Clima, que asegura que, según Santander Asset Management, la emisión de bonos con criterio sociales creció más de un 300% entre enero y abril en todo el mundo.

Y en cuanto a las empresas, ya no estamos hablando de que la lucha contra el cambio climático sea una activo en el balance de las compañías, sino que las propias empresas reformulen sus estrategias de servicios y de productos a partir de la sostenibilidad y de otros elementos como la salud, la investigación, la educación o la igualdad, añade.

"La reconstrucción requerirá de empresas audaces, receptivas, que escuchen y que combinen la obtención de beneficios con otros aspectos más sociales. Esto no es nuevo, ya era evidente y se reflejaba en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) mucho antes de la pandemia, pero ahora se ha acelerado", subraya.

Por último, habla en tercer lugar de las personas y cita para ello un estudio de la consultora especializada en psicología de marcas Labrand que señala cambios de comportamiento en la sociedad a raíz del coronavirus, que éste ha sido una "cura de humildad" donde se ha detectado lo vulnerable de nuestra forma de vida, un periodo donde "se cuestionarán comportamientos ligados al actual consumo o al turismo de masas".

"Tal vez sea un poco pronto para validar esta afirmación, pero sí es cierto que el concepto de fragilidad como especie se ha extendido y que nos ha gustado respirar un aire más sano y tener más cerca a la naturaleza. También hemos visto que unidos podemos tomar medidas comunes, el confinamiento en este caso, por el bien del prójimo", concluye Carles.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Rocío Flores, feliz en su lugar más especial con su hermano David Flores y su novio, Manuel Bedmar

  2. 2

    Primeras imágenes de Víctor Janeiro y Beatriz Trapote tras la muerte de Humberto Janeiro

  3. 3

    Garzón discrepa de Sánchez: el problema de Juan Carlos I es la institución, más que la persona

  4. 4

    Muere un motociclista de 27 años en un choque con un turismo en Dumbría (A Coruña)

  5. 5

    Abascal augura un otoño 'caliente': "Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto"