Publicado 18/04/2021 10:16CET

Adelante en Diputación de Málaga pide a la Junta un desarrollo "ordenado y eficiente" de las instalaciones fotovoltaicas

Archivo - Instalación de energías renovables
Archivo - Instalación de energías renovables - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

MÁLAGA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo de Adelante Málaga en la Diputación provincial presentará al pleno del miércoles próximo una moción en la que instará al Gobierno de Andalucía a que formule y desarrolle de manera urgente una Estrategia Andaluza de Energía y que consensue con los ayuntamientos, ecologistas y el sector empresarial una instrucción para el desarrollo "ordenado y eficiente" de las instalaciones de producción de energía fotovoltaica.

La confluencia de IU y Podemos ha resaltado que la Unión Europea "es pionera en la expansión de la energía solar y ha tomado medidas significativas para impulsar el mercado" y que las tecnologías sean más accesibles, de manera que los consumidores puedan instalar placas solares. Sin embargo, ha lamentado que "se ha empezado a imponer, en una suerte de capitalismo verde protagonizado por los mismos oligopolios energéticos de siempre".

En la moción, consultada por Europa Press, se indica que en Andalucía se está viviendo la proliferación de nuevas solicitudes de parques solares fotovoltaicos: "Más de 300 proyectos están encima de la mesa y plantean unos 13.000 megavatios de energías renovables, pudiendo en un futuro próximo, promoverse otros 11.000 MW".

"Si tenemos en cuenta que cada MW de potencia instalada viene a ocupar de media unas dos hectáreas, la superficie transformada por los parques solares fotovoltaicos alcanzará una magnitud de decenas de miles de hectáreas, más de 50.000, lo que supondría una transformación sin precedentes del paisaje y el campo andaluz", sostienen desde Adelante.

En este sentido, recuerdan que el pasado año desde la Junta se trabajó, tras la petición de numerosos ayuntamientos, en la elaboración de un borrador de Instrucción que pudiera ordenar y normalizar la evaluación ambiental de los proyectos de instalaciones fotovoltaicas para tratar de hacerlos compatibles con la conservación de la biodiversidad.

A finales de 2020, esta Instrucción descendió de categoría y pasó a ser una guía no vinculante para el análisis de la ubicación de los proyectos de las plantas solares fotovoltaicas. En enero de este año, según Adelante, entraba en vigor y en ella se incluía un mapa por zonas para instalar parques solares en función de su compatibilidad con la protección del medio ambiente; además de prever una reclamación a los promotores de 500 euros por hectárea ocupada como medida ambiental compensatoria.

"Sin embargo, aunque la guía no es una Instrucción y no es vinculante, la Junta de Andalucía tras reunirse con el sector empresarial ha decidido retirarla, lo que a todas luces supone una cesión y una rebaja de la necesaria ordenación y regulación de los proyectos para garantizar la conservación del medio y el paisaje, para garantizar el campo andaluz y para no convertir la tan ansiada transición energética en una nueva burbuja como lo fue la burbuja del ladrillo", critican desde Adelante Málaga.

La coalición teme que este proceso de desarrollo de las energías renovables no se está produciendo desde un prisma de sostenibilidad ambiental, "sino como un mecanismo de supervivencia de estas grandes empresas para mantener su 'status quo' de poder económico e influencia institucional. Vemos, por tanto, un interés económico detrás de esta estrategia".

La transición ecológica, en opinión de las diputadas provinciales de Adelante, Teresa Sánchez y Maribel González, "no puede quedarse en una mera sustitución de tecnologías fósiles por tecnologías renovables".

"UNA AMENAZA EN LOS MUNICIPIOS"

También sostienen que son varios los municipios malagueños "que están viendo con desesperanza cómo la necesidad de apostar por las energías renovables se está volviendo una amenaza para sus potencialidades agrícolas, paisajísticas, culturales y turísticas, por ello, están estudiando las posibles medidas urbanísticas que puedan desarrollar", aludiendo a los PGOU.

Tanto la Junta de Andalucía como la Diputación de Málaga deben, según exige Adelante en su moción, poner a disposición de los ayuntamientos los medios humanos, técnicos y económicos "para lograr la transición energética bajo el prisma de la eficiencia, permitiendo compatibilizar la implantación de energías renovables con la preservación de la agricultura, del medio ambiente, del paisaje y de los atractivos turísticos".

Por todo ello, consideran "imprescindible" una Estrategia Andaluza de Energía, a partir de la cual "de manera planificada y ordenada, podamos sacar todo el potencial que tiene nuestra tierra" en este sentido.

Igualmente, Adelante insta al equipo de gobierno de la Diputación a mejorar la gestión del área de Arquitectura encargada de la redacción y tramitación de los instrumentos urbanísticos y de sus modificaciones que los ayuntamientos demanden "para proteger sus territorios de proyectos que modifiquen radicalmente sus valores agrícolas, paisajísticos, culturales y turísticos".

Contador

Para leer más