Publicado 26/03/2021 11:44CET

El alcalde de Málaga, sobre la vacunación: "La UE ha sido solidaria. No hemos sido egoístas pero no seamos tontos"

El alcalde, Francisco de la Torre, en su intervención en un foro de turismo
El alcalde, Francisco de la Torre, en su intervención en un foro de turismo - AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

Salado exige una hoja de ruta clara sobre la administración de vacunas y asegura que hay "falta de liderazgo del Gobierno y la UE"

MÁLAGA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha considerado que la Unión Europea (UE) podría haberlo hecho "mucho mejor" en el tema de las vacunas contra la COVID-19, previendo no sólo los encargos de las dosis sino la capacidad de producción de las mismas para evitar los problemas con los que se está encontrando.

Así, ha considerado que determinados países "han jugado sucio" con el tema de la vacunación y han querido "hacer marca país, para mí con falta de ética", como es el caso de Reino Unido; mientras que la Unión Europea ha sostenido que "no juega a eso sino a cohesionar y a jugar a la solidaridad", estando "más preocupada en eso que en lo otro".

"No hemos sido egoístas pero no seamos tontos", ha enfatizado De la Torre durante su intervención en el foro 'El turismo y el COVID II' de SUR y Turismo Costa del Sol, en el que ha incidido en que "se puede ser generosos y al mismo tiempo defender los intereses nuestros. Ha faltado olfato".

A juicio del alcalde de Málaga, la Unión Europea debería haber hecho contratos "más amarrados, con cláusulas muy fuertes" con los laboratorios. Incluso, ha considerado que muchos de los fondos europeos de rescate se los podría haber ahorrado Europa al garantizar el suministro de vacunas suficiente para luchar contra el virus, teniendo, por ejemplo, plantas de producción preparadas para cuando las diferentes vacunas tuvieran el beneplácito de las autoridades pertinentes.

En los mismos términos, el presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo y Planificación Costa del Sol, Francisco Salado, ha defendido una "hoja de ruta" que permita tener claro cuál es el calendario de vacunación, dada su importancia para la recuperación no sólo sanitaria sino económica.

"Detectamos una falta de liderazgo del Gobierno y de la Unión Europea en este sentido que nos ha llevado a una clara desventaja respecto a otros países y potencias", ha dicho Salado, quien ha puesto como ejemplo, al igual que De la Torre, los casos de Israel y Serbia.

En opinión de Salado, Europa ha perdido "demasiado tiempo, esfuerzo y dinero en líos burocráticos y tecnocráticos con las vacunas. Y de momento vamos perdiendo por goleada en la primera ocasión en la que hemos tenido que competir con el Reino Unido tras el Brexit".

De la Torre ha reiterado: "Nos jugamos mucho mientras la vacuna llega", añadiendo que mientras tanto hay que "convivir con éxito con el virus", algo que se logra "cumpliendo las normas". En este sentido, ha recordado que el disfrute en estos momentos tiene que ser "contenido, con cierto sacrificio, con mascarilla en los bares y restaurantes que sólo te la quitas para comer".

Esto, ha reiterado, permitirá bajar los positivos en COVID y la incidencia: "No podemos ser una isla pero si las cifras son muy buenas seremos noticia en el mundo turístico y si conseguimos que Andalucía lo sea, a base de que todas las provincias hagan lo mismo, conseguiremos ser como la Comunidad Valenciana" en cuanto a números de contagios y, por tanto, se puedan establecer medidas de apertura.

"NO MÁS AGRAVIOS"

De la Torre y Salado han coincidido también en la reclamación al Gobierno para que rectifique sobre el reparto de las ayudas directas al turismo, que otorgan 2.000 millones a Baleares y Canarias y los 5.000 millones restantes a las demás comunidades autónomas, incidiendo ambos en que no se han tenido en cuenta criterios del peso turístico en los destinos, como la Costa del Sol.

El presidente de la Diputación ha asegurado que la Costa del Sol se encuentra actualmente "ante su reto más difícil de la historia porque se está enfrentando a la peor crisis, con diferencia, desde que nació como destino".

Por ello, ha reiterado que no permitirán "agravios comparativos, discriminaciones ni abandonos como lo que se están produciendo por parte del Gobierno". "Nosotros no queremos ser más que los otros dos destinos turísticos más importantes del país, Baleares y Canarias, pero tampoco queremos ser menos. No es justo, no es razonable y no está justificado por los datos que los empresarios y autónomos de Baleares reciban hasta seis veces más ayudas directas que los de Málaga y que los canarios reciban cuatro veces más", ha subrayado.

A su juicio, el sector turístico tiene que tener una atención "especial" pero no quedarse "sólo en Baleares y Canarias y olvidar a Málaga". "Es inadmisible y sí, es un atraco, que la Costa del Sol reciba 231 millones de euros mientras Baleares y Canarias reciben 1.000 millones cada una", ha sentenciado en su intervención, en la que ha recordado que envió sendas cartas a las ministras de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; y de Hacienda, María Jesús Montero, sin respuesta aún.

A su juicio, "es más necesaria que nunca la unidad de todos los que formamos la Costa del Sol" y ha destacado que este jueves en el Ayuntamiento de Torremolinos el equipo de gobierno de PSOE y Adelante apoyara la moción del PP en este sentido.

"Nuestro destino es uno de los más importantes de Europa y pionero en España, y debe hacer valer su peso, su fortaleza, denunciando los abandonos y olvidos. Todos, administraciones, empresarios, ayuntamientos, medios de comunicación, debemos reclamar lo que es justo", ha defendido el presidente de Turismo Costa del Sol.

En este punto, ha insistido en que Málaga no se puede quedar fuera de cada medida del Gobierno central, enumerando lo ocurrido ahora con "las ayudas directas a los empresarios y autónomos" o las que se han ido tomando en este año de pandemia, como la prolongación de los ERTE en el sector, el establecimiento de corredores aéreos seguros "y, muy especialmente ahora que se está hablando de ello, con la implantación del pasaporte de vacunación". "No vamos a tolerar ni un agravio más, nos va la supervivencia en ello", ha sentenciado Salado.

Al respecto, el alcalde también ha defendido que el turismo "es obvio que no es el único sector" en la provincia de Málaga pero "lo tenemos consolidado ¿Cómo le vamos a volver la espalda". A su juicio, el Ejecutivo español no puede decir: "mil millones por aquí, mil por allá y 5.000 para el resto. Vea el porcentaje de lo que supone el turismo en cada comunidad autónoma y hágalo proporcional".

Contador