Confirman condena a un cirujano y un hospital a pagar 26.200 euros a una mujer por una liposucción

Publicado: miércoles, 4 diciembre 2013 16:02

MÁLAGA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Málaga ha confirmado la sentencia de un juzgado de la localidad malagueña de Marbella que condenó a un cirujano estético y a un hospital privado de dicho municipio por los malos resultados de una liposucción practicada a una señora de 67 años, a la que deberán indemnizar con la cantidad de 26.267 euros.

Según han informado desde 'El Defensor del paciente', a raíz de una demanda presentada por el letrado de la asociación en Málaga, Francisco Damián Vázquez, el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Marbella condenó al cirujano y al centro donde se había intervenido a la paciente, sentencia que fue recurrida por el facultativo.

A ese recurso se opusieron los servicios jurídicos de la asociación y, según han explicado en un comunicado, la representación procesal del cirujano no se ha personado en la Audiencia de Málaga, lo que ha supuesto que la Sala confirmara recientemente la sentencia condenatoria anterior.

El caso se refiere a una mujer de 67 años que acudió en el mes de junio de 2007 a un hospital privado en Marbella para asesorarse sobre la posibilidad de realizarse una liposucción de abdomen, ya que quería mejorar su aspecto estético, donde es atendida por el médico condenado.

Así, han indicado que en dicho hospital convencen "con claro ánimo mercantilista" a la paciente para que además de quitarse grasa del abdomen podría también hacerlo en otras zonas del cuerpo durante la misma intervención, tales como brazos, axilas, caderas o zona lumbar; es decir, una lipoescultura, elaborando el presupuesto.

Esto, han apuntado desde 'El Defensor del Paciente' "es reprochable según la edad y situación de la paciente". Pasados dos meses tras la intervención los dolores persistían y en la piel se había acumulado fibrosis, y el resultado "era muy malo, siéndole incluso anuladas citas por el médico".

Finalmente, "deja abandonada a la paciente, no haciéndose cargo del mal resultado de la liposucción ni tampoco el hospital privado", han indicado desde la asociación, añadiendo en un comunicado que la paciente incluso "necesitó tratamiento psicológico".

En la sentencia se establece que la paciente presenta "grandes irregularidades, extendidas por amplias zonas del cuerpo", por tanto "se reconoce el mal resultado de la intervención estética" y, además, se condena "por falta de información por consentimiento informado deficiente".

En el juicio, el perito de los demandados "llegó a negar la existencia de secuelas causadas tras la liposucción, que catalogaba como pequeñas irregularidades, poniendo en duda la realidad de las mismas, lo que motivó que la jueza y secretaria judicial tuvieran que efectuar un reconocimiento judicial y grabación de vídeo".

Así, 'El Defensor del Paciente' ha informado de que a raíz de la denuncia presentada por esta parte en la actualidad se está instruyendo un procedimiento penal en un juzgado de instrucción de Marbella contra el perito de la demandada "por la posibilidad de falsedad en su informe y haber faltado a la verdad".

Más información