Actualizado 25/04/2016 17:00 CET

El futbolista del Alhaurín apuñalado declara que no recuerda bien lo ocurrido

MÁLAGA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Varios testigos, entre ellos el futbolista de 24 años del Alhaurín de la Torre B que fue agredido con un arma blanca tras un partido contra El Palo B el pasado 20 de marzo, han comparecido este lunes en el Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga, que investiga la causa. La víctima ha indicado, según fuentes del caso, que no recuerda bien lo ocurrido en ese momento, en el que muchas personas saltaron al campo y se produjo un gran tumulto, según han coincidido los testigos.

Por estos hechos, dos jóvenes, jugadores de El Palo B, fueron enviados a prisión, tras entregarse a la Policía Nacional al saber que estaban siendo buscados. Uno de ellos está investigado por presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa y lesiones, mientras que el otro está siendo investigado por un delito de homicidio en grado de tentativa.

La víctima, Samuel Galán, ha manifestado, según las fuentes consultadas, que recibió varios golpes por parte de personas que habían invadido el campo, pero que no recuerda bien lo que ocurrió. Tras declarar, el futbolista ha sido reconocido por el médico forense para hacer un informe de las lesiones que presenta, tal y como había determinado la instructora del caso cuando lo llamó a declarar.

Este lunes también estaban citados, además, otras personas que presenciaron los hechos, entre ellos un representante del colectivo arbitral, con lo que se pretende determinar el grado de participación de cada investigado y si hubo conversaciones previas para un acuerdo entre ellos, lo que, según las fuentes, no se puede desprender de las declaraciones practicadas.

Los hechos sucedieron sobre las 21.45 horas del domingo 20 de marzo en el campo de San Ignacio en la capital malagueña. Al finalizar el partido, cuando los jugadores de El Palo celebraban la victoria, un grupo de personas saltaron al campo, momento en el que el joven del Alhaurín recibió dos puñaladas, por lo que ingresó en el hospital con dos heridas en el tórax y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Dos jugadores de El Palo B fueron identificados por la Policía Nacional tras los hechos y, tras saber que estaban siendo buscados por los agentes, ambos se entregaron y están en prisión desde tres días después de los hechos. Tras las declaraciones practicadas este lunes, las defensas de ambos investigados, según han indicado a Europa Press, pedirán la revisión de la situación de prisión de sus clientes.

Por estos hechos, el Comité de Competición de Málaga de la Federación Andaluza de Fútbol acordó la clausura cautelar del campo de San Ignacio, donde juega el equipo paleño, y la suspensión cautelar de sus dos jugadores supuestamente implicados en el suceso.