Publicado 11/03/2021 12:05CET

Diputación de Málaga incrementa en el último año casi un 50% sus acciones sociales, medioambientales y de buen gobierno

María Francisca Caracuel, vicepresidenta tercera de la Diputación de Málaga
María Francisca Caracuel, vicepresidenta tercera de la Diputación de Málaga - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

MÁLAGA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Málaga ha desarrollado durante el año pasado 239 acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), con un presupuesto de 32,2 millones, centradas en la sostenibilidad ambiental, la acción social y las políticas de buen gobierno, en las que las iniciativas encaminadas a luchar contra la despoblación han tenido un protagonismo especial.

Respecto a 2019, estos datos suponen un aumento del 48,4 por ciento en el número de actuaciones realizadas y de un 16,2 por ciento en la dotación presupuestaria, según ha indicado en rueda de prensa la vicepresidenta tercera y responsable de la Delegación de Transparencia, Gobierno Abierto y Responsabilidad Social Corporativa, María Francisca Caracuel.

Caracuel, que ha presentado el balance de las actividades de RSC desarrolladas por la institución provincial durante 2020, ha destacado que pese a las dificultades planteadas por la situación de pandemia de la COVID-19, "el compromiso de esta institución con estas acciones ha continuado aumentando significativamente otro año más".

Desde 2011, con la llegada del PP al equipo de gobierno, la Diputación de Málaga está aplicando acciones de responsabilidad social en todas sus áreas del gobierno, que actualmente se encuentran agrupadas en el Plan de Responsabilidad Social Corporativa 2017-2020. "Nuestro objetivo es que las políticas de RSC contribuyan a potenciar el desarrollo socioeconómico de la provincia, y en particular de sus municipios menos poblados, con acciones destinadas a fomentar la protección del medio ambiente y la sostenibilidad, reducir las desigualdades y mejorar las condiciones laborales", ha subrayado.

El Plan de RSC de la Diputación es una herramienta diseñada para lograr que no solo la institución, sino toda la provincia, sea un modelo tanto en la aplicación de políticas de responsabilidad social como en la importancia de su medición y comunicación: "Málaga ya es un referente en España en políticas de buen gobierno, transparencia, responsabilidad social y ambiental", ha añadido.

La Delegación de Transparencia, Gobierno Abierto y Responsabilidad Social Corporativa es la encargada del impulso, seguimiento y evaluación de las acciones de responsabilidad social en la Diputación de Málaga, acumulando ya años de experiencia en la planificación, ejecución y evaluación de estas acciones. Entre ellas se incluyen también actuaciones formativas en RSC para municipios menores de 20.000 habitantes.

BALANCE

Respecto a 2020, la vicepresidenta tercera ha detallado que, desagregando los resultados por destinatarios, ha sido la ciudadanía en general, con 129 acciones, el principal grupo objetivo de las actuaciones, seguido por la juventud, con 22 acciones.

En función del presupuesto, el grupo destinatario principal ha sido también la ciudadanía en general, con el 41,7 por ciento del presupuesto total de acciones de RSC, seguida por el grupo de colectivos vulnerables, con el 23,1 por ciento.

Por líneas de actuación, el eje social ha protagonizado 192 acciones con un 69,6 por ciento del presupuesto total; seguido por el eje medioambiental, con 41 acciones (29,8% de la dotación económica); y, finalmente, el eje de buen gobierno ha aportado seis acciones (0,6% del presupuesto total).

En cuanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) abordados, el que ha guiado más acciones ha sido el 11 'Ciudades y Comunidades Sostenibles', con 55 acciones; y, en segundo lugar, el objetivo 4 'Educación de calidad', que ha aportado 35 acciones. En cuanto a presupuesto, los principales ODS han sido el objetivo 3 'Trabajo Decente y Crecimiento Económico' y el objetivo 13 'Acción por el Clima', con el 48,7 y 29,6 por ciento del presupuesto analizado respectivamente.

LUCHA CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Caracuel ha incidido en las acciones relacionadas para luchar contra la despoblación, una de las grandes prioridades del equipo de gobierno de la Diputación durante este mandato. Liderando las acciones de responsabilidad social en esta materia está el Servicio de Atención al Despoblamiento, que realizó 19 acciones durante el año pasado, enmarcadas en el eje social y dirigidas a la ciudadanía de los municipios rurales de la provincia.

Algunas de esos proyectos han sido 'Genal 365', una iniciativa turística y deportiva para combatir la despoblación en el Valle del Genal; 'Municipios 2030 Ciudades y Medio Rural Avanzando hacia los ODS', actividad diseñada para fomentar la alianza del medio rural y urbano para frenar la despoblación; y los cursos de agente rural en innovación social ante el despoblamiento, realizados con el objetivo de formar a agentes territoriales para que adquieran habilidades y conocimientos que permitan el desarrollo de proyectos que configuren una nueva economía rural.

Caracuel ha indicado que para facilitar el seguimiento y la transparencia de las políticas de responsabilidad social en la Diputación se ha incorporado este año un cuadro de mando integral, que presenta en una base de datos, a través de diferentes gráficos y tablas interactivas, toda la información recopilada y estructurada por categorías. Esta herramienta está disponible en el apartado de Responsabilidad Social Corporativa de la web de la Diputación (www.malaga.es).

La información está actualizada en tiempo real desde la base de datos, permitiendo a la Delegación de Transparencia, Gobierno Abierto y Responsabilidad Social Corporativa llevar un seguimiento constante de la evaluación de las acciones y sus características, tanto a nivel global como por cada uno de los servicios y centros. Además, todas las tablas y gráficos permiten la descarga de la información presentada.

Para leer más