El exalcalde de Alcaucín dice que la petición de Anticorrupción "es una barbaridad y un disparate"

Actualizado 17/12/2013 21:35:07 CET

ALCAUCÍN (MÁLAGA), 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exalcalde de Alcaucín (Málaga) José Manuel Martín Alba, para el que la Fiscalía Anticorrupción solicita más de 226 años de prisión por diferentes delitos en el marco del caso 'Arcos', contra la presunta corrupción urbanística en esta localidad, ha considerado que la petición de pena del ministerio público "es una barbaridad y un disparate".

Anticorrupción, que ha presentado escrito de acusación contra 49 personas, para las que pide la apertura de juicio oral en la Audiencia de Málaga, pide para el exregidor una pena de 226 años y medio de prisión y más de 730 años de inhabilitación para cargo público por los delitos de fraude, falsedad en documento oficial, cohecho, blanqueo de capitales, malversación, tráfico de influencias, uso de información privilegiada y prevaricación o prevaricación urbanística.

Martín, que actualmente es concejal en el Ayuntamiento bajo las siglas de un partido independiente, ha asegurado en declaraciones a Europa Press que "no existen pruebas" que demuestren su culpabilidad en los hechos que se investigan en este caso, aunque ha precisado que "sabía que la Fiscalía iba a pedir la máxima pena, porque me tiene enfilado desde hace tiempo".

A su juicio, todas las acusaciones contra él "están basadas en meras sospechas", pues no hay "ninguna prueba concluyente que cimente esa supuesta conducta penal, sino que todo se supone", por lo que "no existen argumentos" para solicitar las penas que pide el fiscal, que "pide por pedir".

"En todo este tiempo no han podido demostrar nada", ha continuado el exalcalde, que ha insistido en que "nunca" ha otorgado una licencia a sabiendas de que no se podía dar, aunque sí ha reconocido que en los años del 'boom' inmobiliario otorgó algunas "a mi criterio" y sin informes, "pero siempre entendiendo que eran legales y sin que nadie me dijera que eso no se podía hacer".

Según ha afirmado, estas prácticas eran habituales en todos los pueblos de la zona durante aquellos años, en los que la Junta de Andalucía "miraba para otro lado", por lo que ha lamentado "que ahora quieran que sea yo el único que pague los platos rotos, y eso no es así, pues la justicia tiene que ser igual para todos".

Martín, quien ha dejado claro que los hechos investigados en Alcaucín "no son 'Malaya' sino algo muy pequeño", ha manifestado que tiene "muchas ganas" de que llegue el juicio para poder defenderse y se ha mostrado "convencido" de que al final "todo esto va a quedar en 'pecata minuta', pues no existen pruebas que demuestren nada".

José Manuel Martín Alba, que gobernaba en Alcaucín desde 1991, fue detenido en febrero de 2009 por su presunta implicación en una trama que construía y después legalizaba viviendas en suelo no urbanizable, pasó tres meses en prisión provisional, de la que salió tras abonar una fianza de 120.000 euros, y actualmente está en libertad provisional con cargos.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial