La Junta ejecutará 38 actuaciones en cuatro puertos malagueños que crearán 1.200 empleos directos e indirectos

Actualizado 04/06/2014 18:50:45 CET
EUROPA PRESS/JOSÉ LUIS HIDALGO SALGUERO

Condiciona la construcción de la marina del Morlaco a que la de San Andrés esté ejecutada y mayoritariamente ocupada

MÁLAGA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía prevé la realización de 38 actuaciones en los puertos autonómicos de gestión directa en la provincia de Málaga: Estepona, Marbella, Fuengirola y Caleta de Vélez, que supondrán la creación de unos 1.200 nuevos puestos de trabajo tanto directos como indirectos asociados, principalmente, a las actividades pesquera, náutico-recreativa, comercial, industrial, turística y de ocio.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, junto al responsable territorial de Fomento, Vivienda y Turismo, Manuel García Peláez y el director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, Miguel Ángel Paneque, han presentado el borrador del Plan de Puertos 2014-2020 a los colectivos interesados en dicha regulación, como concesionarios, cofradías y asociaciones de pescadores y clubes náuticos, además de representantes de la Universidad, ayuntamientos, usuarios y organizaciones ecologistas, entre otros.

Dicho plan, abierto ahora a la participación de los sectores, constituye la primera herramienta de ordenación del sistema portuario puesta en marcha en Andalucía y sitúa a los puertos "como motores de desarrollo económico y social", según García Peláez.

Actualmente las actividades que tienen como base los cuatro puertos malagueños de gestión directa de la Junta de Andalucía proporcionan empleo a 12.905 trabajadores, desglosados en 2.868 puestos de trabajo directos y 10.037 indirectos. Con la ejecución de las 38 actuaciones previstas en Málaga, se prevé incrementar un 10 por ciento esta cifra, lo que significa la creación de unos 1.200 empleos nuevos hasta 2020.

Dicho documento alude también a la náutica de recreo y constata que en la actualidad hay un "importante desfase entre la oferta y la demanda de atraques deportivos", motivo por el cual la ocupación media anual de los puertos autonómicos es de apenas un 50 por ciento.

Esto se debe, según la Consejería, a que la oferta ha ido creciendo hasta alcanzar los 22.000 atraques deportivos totales en Andalucía, casi el doble que hace una década y, sin embargo, la demanda "se ha contraído, debido principalmente a la crisis económica", ha señalado García Peláez, para quien "el sobredimensionamiento de la oferta puede generar una burbuja dañina para el conjunto del sector".

La Consejería, por ello, circunscribe las nuevas actuaciones de creación de atraques deportivos a proyectos concretos "y perfectamente justificados por existir demanda y por acreditar una viabilidad económica y ambiental". Dicho plan, por tanto, contempla un programa para ajustar la oferta de atraques a la realidad de la demanda con la regularización de fondeos mediante configuración de nuevas zonas portuarias, la reconversión de espacios portuarios existentes y la implantación de nuevas infraestructuras portuarias a construir y explotar por la iniciativa privada si existiese una demanda real y una justificación económica, social y medioambiental.

REORDENACIÓN Y CONDICIONANTES

En el litoral malagueño esto se traduce en las reordenaciones de los puertos de Fuengirola y Caleta de Vélez, el nuevo puerto deportivo de Torrox/Nerja y el de El Morlaco, en Málaga capital. En este último caso la Junta lo condiciona a "únicamente si se hubieran agotado las opciones del espacio disponible en el puerto de Málaga y del nuevo puerto deportivo de San Andrés", responsabilidad de la Administración del Estado.

La Autoridad Portuaria de Málaga, ha recordado, está desarrollando dentro del puerto la dársena deportiva de San Andrés, con más de 600 nuevos atraques. El Plan contempla el puerto de El Morlaco "pero una vez que San Andrés esté construido y mayoritariamente ocupado, a fin de que no sature la oferta, evitando así perjudicar al conjunto del sector y por tanto a su competitividad y creación de empleo, e impidiendo además que suponga un gasto inútil a las administraciones públicas en su tramitación".

En este punto, ha recalcado que hay que tener en cuenta que la dársena de San Andrés ya cuenta con las infraestructuras de abrigo, las del propio puerto de Málaga, "por lo que su impacto ambiental es nulo".

Un objetivo fundamental es llenar los puertos que actualmente tienen un grado de ocupación bajo, para lo cual la Consejería que dirige Elena Cortés busca atraer a turistas náuticos y navegantes, sobre todo extranjeros, no sólo para visitas en tránsito, sino también para largas estancias, como puerto base o para invernaje, sirviéndose para ello de las numerosas conexiones internacionales del aeropuerto de Málaga.

SECTOR PESQUERO

Respecto a la pesca, el plan indica que se trata de la actividad que crea más empleo en los puertos autonómicos, de ahí que se considere "imprescindible su apoyo y promoción, mejorando sus instalaciones y aumentando el valor añadido de sus productos".

De este modo, se acometerán actuaciones como la ampliación del calado de los muelles del puerto de Caleta de Vélez, así como su adecuación para actividades de acuicultura y la adaptación de pavimentos y elementos de seguridad para el suministro de combustible mediante camiones los puertos de Estepona, Fuengirola y Caleta.

El Plan prevé la creación de una mesa permanente de diálogo y concertación entre la Administración portuaria andaluza y el sector pesquero. También incluye facilitar la actividad a empresas que realicen tareas de aprovisionamiento, mantenimiento y reparación de equipos y artes de pesca en Estepona y Caleta de Vélez.

Igualmente se pondrán a disposición de la industria náutica espacios adecuados, reservados y especializados, como varaderos y áreas técnicas, para la construcción, reparación y mantenimiento de embarcaciones.

La conservación y mantenimiento de las instalaciones portuarias es otro capítulo importante, contemplándose la restitución de calados mediante dragados en los canales de navegación y los espacios abrigados de los puertos de Estepona y Caleta. También prevé el mantenimiento sistemático de diques en Estepona, Fuengirola y Caleta de Vélez, incluyendo en éste último también la cimentación, así como la reposición de muelles de hormigón armado y la conservación de barreras de abrigo flotante en Fuengirola.

La relación puerto-ciudad es otro de los capítulos clave y se impulsará la movilidad sostenible. De forma específica, se contempla la ordenación integral de tráficos y aparcamientos en el puerto de Fuengirola, y de forma genérica la potenciación de la intermodalidad, el transporte público colectivo y los recorridos peatonales y en bicicleta. También se apuesta por la accesibilidad, estableciendo en todos los puertos que, al menos, un 25 por ciento de los atraques deportivos dispongan de acceso universal, incluyendo a las personas con movilidad reducida.

El plan director de puertos promociona el deporte, la educación y la cultura, de hecho, prevé la implantación de escuelas de vela en todos los puertos de gestión directa que actualmente no dispongan de la misma, entre ellos los de Estepona y Caleta de Vélez, además del apoyo a las actividades náuticas no motorizadas, la implantación de servicios náuticos de ocio y esparcimiento y dar soporte al conocimiento de los espacios naturales protegidos del litoral, entre otras medidas.

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial