Málaga.- Policía dice que Pantoja comenzó a recibir ingresos en efectivos "de importancia" desde su relación con Muñoz

Actualizado 11/07/2007 1:27:13 CET

Asegura que el ex alcalde "aparenta ser insolvente" aunque tiene capacidad económica "muy superior a la legítimamente reconocida"

MÁLAGA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La cantante Isabel Pantoja comenzó a recibir operaciones de ingreso en efectivo "de importancia" a partir de iniciar su relación con el ex alcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz, según concluye un informe policial sobre la capacidad económica financiera de ambos incluido en el sumario del caso 'Malaya', contra la corrupción en el Ayuntamiento marbellí.

En el documento, recogido en la parte del sumario que el juez instructor del caso, Miguel Ángel Torres, ha levantado hoy y al que tuvo acceso Europa Press, indica que en las cuentas bancarias privativas de Isabel Pantoja durante todo 2002, año tomado como previo a las relaciones con Julián Muñoz, "no se produce ninguna operación de ingreso en efectivo de importancia".

"Por el contrario", según el informe policial, "en el año 2003, coincidiendo con las relaciones con el ex alcalde", se realizan varios abonos de efectivo metálico en las cuentas bancarias de la artista, como 20.000 euros en marzo, 30.000 euros a lo largo del mes de abril, 60.000 en mayo, 15.000 en septiembre, 24.200 en octubre y hasta 129.000 a lo largo de diciembre del mismo año.

Por tanto, la suma de la totalidad de ingresos de efectivo en las cuentas bancarias de Pantoja durante 2003 asciende a 293.497,36 euros, produciéndose en algún caso "operaciones que pueden ser consideradas de fraccionamiento o estructuración, como son los diez ingresos de 3.000 euros cada uno que se registran durante el mes de abril".

Además, el informe resalta en este punto que, suponiendo que la totalidad de las rentas reconocidas por la cantante "fuesen percibidas en efectivo, cuestión improbable dado que las rentas de capital mobiliario se ingresan normalmente con abono en cuenta bancaria por transferencia o traspaso, seguiría existiendo un desfase de más de 160.000 euros entre los ingresos en efectivo realizados en sus cuentas y las rentas brutas legítimamente percibidas".

Por otro lado, en cuanto a la sociedad Franbel y la compra del apartamento en el hotel Guadalpín, la información de los saldos bancarios de la entidad permite establecer que de sus cuentas "no pudieron salir los fondos necesarios" para dicha adquisición.

De hecho, el documento de la Policía hace especial hincapié sobre los citados fondos de la entidad que queda "una opacidad absoluta, puesto que ni Isabel Pantoja ni las sociedades por ella controlada dispusieron de la cantidad de efectivo necesario para el pago a la promotora Aifos" por el apartamento del Guadalpín.

MARÍA NAVARRO Y JULIÁN MUÑOZ

El informe también se refiere a la relación entre la tonadillera y María Navarro, ya que "no se puede comprender adecuadamente la actividad profesional y empresarial de Isabel Pantoja sin esclarecer el papel desempeñado por la persona de su máxima confianza".

Así, destaca el papel de Navarro a través de las sociedades que domina y que desarrollan sus actividades empresariales "en íntima conexión con la actividad artística de Isabel Pantoja mediante la prestación de servicios de publicidad, relaciones públicas o como empresa de espectáculo". Precisamente, las mercantiles de Navarro mantienen "importantes relaciones comerciales" con las empresas de la tonadillera.

Por otro lado, el documento hace referencia además a la capacidad económico financiera del ex alcalde Julián Muñoz, "una persona que aparenta ser insolvente desde hace mucho tiempo, aunque realmente disfrutaba de una capacidad económica y financiera muy superior a la legítimamente reconocida".

El informe, tras el análisis de las cuentas bancarias del que fuera primer edil marbellí, destaca que "queda acreditado el uso y manejo por parte de Julián Muñoz y su entorno familiar directo de efectivo metálico en condiciones que no se corresponden con su estructura de rentas legítimamente reconocidas", por lo que estas operaciones "se muestran como anómalas y no habituales".