Actualizado 12/06/2007 20:58 CET

Málaga.- Tribunales.- Defensor del Paciente estudiará iniciar acciones legales por el caso de las dos personas quemadas

Familiares de un padre y un hijo, que fueron trasladados a Sevilla, critican la falta en Málaga de cirujanos plásticos las 24 horas

MÁLAGA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Defensor del Paciente estudiará iniciar acciones legales contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por el caso del padre y del hijo que resultaron con quemaduras de diversa consideración y que fueron trasladados al hospital Virgen del Rocío de Sevilla desde el Carlos Haya de Málaga.

Los hechos sucedieron el pasado domingo, sobre las 16.00 horas, cuando ambos manipulaban una moto en el trastero de su casa. El padre, de 44 años de edad, resultó con un 40% de quemaduras en el cuerpo, mientras que su hijo, de 14 años, presentaba quemaduras en las piernas.

Así, la madre y abuela de los dos heridos, Carmen Fuentes, iba a presentar hoy en el Juzgado de Guardia una denuncia contra el SAS por la falta de cirujanos plásticos en Málaga las 24 horas. No obstante, "no me han admitido la denuncia", según dijo, por lo que se ha puesto en contacto con el colectivo médico.

En este sentido, el delegado del Defensor del Paciente en Málaga, Damián Vázquez, señaló a Europa Press que se le ha requerido que les presente toda la documentación de que disponga y sobre eso "se estudiará qué tipo de medidas tomar". En este sentido, afirmó que se podría presentar una reclamación administrativa al SAS o una denuncia de tipo penal.

Vázquez recordó que el colectivo ya advirtió de "todos los cambios organizativos del SAS y de la eliminación de determinados servicios básicos y remisión a otros hospitales, lo que iba a producir que Málaga se quedara desguarnecida y éste es el primer aviso grave".

CRÍTICAS CONTRA CHAVES

La mujer enfocó todas sus críticas contra el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. "Sentimos vergüenza de lo que está haciendo con la sanidad pública", indicó, al tiempo que le reclamó "más dinero para la unidad de quemados de Málaga. "O es que los malagueños no se merecen tener este servicio", se preguntó.

Por contra, destacó el trato "exquisito" de los facultativos y de todo el personal del hospital Carlos Haya que atendió a sus familiares, porque, aunque el médico no tenía guardia presencial, "no tardó nada en llegar". Así, lamentó que su nieto tuvo que ser atendido más tarde "porque sólo había un médico".

"El problema es que no hay personal y no les garantizaban la atención durante las 24 horas del día como necesitaban ambos", insistió Carmen Fuentes, quien precisó que su intención de denunciar esta situación es "por los próximos quemados, porque tenemos los mejores profesionales y están desmantelando la sanidad".