Publicado 05/03/2021 11:57CET

Navarro lamenta que otras administraciones no hayan "llamado a la puerta de Junta" para informarse de Texlencor

La delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro.
La delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro. - JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha asegurado en relación con las declaraciones manifestadas con la situación de la empresa Texlencor, en el municipio malagueño de Alozaina, que "ningún representante de otras administraciones ha llamado a la puerta de la Junta de Andalucía para confirmar la información de la empresa".

"Ni siquiera --ha continuado-- el alcalde de Alozaina, Antonio Pérez Rueda, que como máximo representante público del municipio debería haber contactado antes con el Gobierno autonómico para obtener la información completa y no hacer juicios de valor".

En este sentido, Navarro ha explicado que la Junta "nunca ha contratado directamente a Texlencor, ya que es una subcontrata de otra empresa, Cardivais, a la que el SAS le encargó material textil directamente por la vía de urgencia", incidiendo en que es "tal y como se ha realizado durante esta pandemia en numerosos contratos".

Ha agregado, asimismo, que "ha habido durante ciertos meses un pedido mayor para elaborar la reserva estratégica de material por parte del SAS, y de esta forma evitar un desabastecimiento". Pero, ha agregado, "una vez que está completa la reserva, se sigue adquiriendo este material a menor volumen, ya que se contrata según las necesidades de reposición".

De hecho, ha señalado Navarro, "las compras de material siempre se realizan bajo pedido establecido por contrato, un contrato que no se ha cancelado", ha aclarado la delegada.

Por último, Navarro ha insistido en que "este Gobierno siempre ha apoyado y apoyará el tejido empresarial andaluz y a sus trabajadores", pero que la Administración tiene la obligación de gestionar el dinero público, "el dinero de todos los andaluces, atendiendo a los criterios de racionalidad, transparencia y eficiencia".

"Y eso es lo que hacemos en este caso y siempre, aunque otros ya sabemos los criterios que han utilizado para administrar el dinero de todos los ciudadanos", ha concluido.

Cabe recordar que el alcalde del municipio malagueño de Alozaina, Antonio Pérez Rueda, envió sendas cartas a los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ante el "inminente cierre" de la empresa textil local Texlencor S.L., subcontrata de Cardivais S.L., dedicada actualmente a la fabricación de material sanitario para la lucha contra el COVID-19 (batas quirúrgicas, batas protectoras, pijamas, casacas, gorros, etcétera).

Según el regidor, el principal cliente de la empresa es la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, "que ha comunicado que dejará de adquirir parte de estos productos". Por tanto, solicitó a esta administración que reconsidere la situación, y mantengan a Cardivais S.L., y por extensión a Texlencor S.L., como proveedor de material sanitario de la Consejería de Salud".