Actualizado 29/02/2016 00:04 CET

Antonio Alcalá cree que la reforma sobre los plazos en la instrucción es "inoperativa"

MÁLAGA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Audiencia de Málaga, Antonio Alcalá, ha considerado las últimas reformas de las leyes "absolutamente inoperativas" y en concreto se ha referido a la limitación de los plazos para terminar la instrucción, algo que en su opinión hará que "los juzgados funcionen más atropelladamente" y eso "va en detrimento de la calidad".

   "Eso de que digan que en 18 meses se van a terminar los procedimientos hará que los juzgados lo manden todo y volverán revocados los autos de conclusión para que se terminen", ha explicado Alcalá, quien ha incidido en que esa reforma "introduce un elemento de perturbación porque todos los juzgados tienen que empezar a revisar las diligencias que tienen en tramitación".

   Así, ha considerado en una entrevista con Europa Press que se necesitan "medios" que contribuyan a agilizar las investigaciones, poniendo como ejemplo el caso 'Astapa', sobre la corrupción en la localidad malagueña de Estepona, en el que se requieren "personal y peritos cualificados y muy especializados para hacer los informes" para concluir una instrucción que acumula ya más de ocho años.

   Cuestionado por los macroprocesos, ha señalado que de este tipo de causas "se debe huir", aunque se ha mostrado "muy satisfecho" porque las resoluciones dictadas en Málaga en casos de complejidad como 'Malaya' o 'Minutas', "han sido confirmadas en el Tribunal Supremo, lo que demuestra la calidad técnico-juridica de nuestros magistrados".

Para leer más