Actualizado 02/12/2021 18:28 CET

La Diputación de Jaén promueve una olivicutura "más sostenible y rentable" a través del proyecto Olivares Vivos

Presentación del proyecto LIFE Olivares Vivos +
Presentación del proyecto LIFE Olivares Vivos + - DIPUTACIÓN DE JAÉN

JAÉN, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Jaén promueve una olivicultura "más sostenible y rentable" y lo hace volviéndose a implicar en el proyecto europeo LIFE Olivares Vivos +, una iniciativa que busca expandir un modelo de cultivo en el olivar que conserve la biodiversidad existente y a la par sea más rentable para los agricultores.

El diputado de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático, Pedro Bruno, ha participado en la sede del Consejo Oleícola Internacional, en Madrid, en la presentación de esta iniciativa con "la que se pretende mejorar la competitividad del sector del aceite de oliva y mejorar la conservación de nuestro olivar tradicional".

El responsable en materia agrícola de la Diputación de Jaén ha incidido en que con este proyecto "se quiere demostrar que la apuesta de los agricultores por una rentabilidad medioambiental no solo es compatible con la rentabilidad económica, sino que la mejora", una afirmación que se justifica porque "cada vez más los consumidores apuestan por la calidad no solo del producto en sí, sino también en su elaboración y que se haya hecho respetando la sostenibilidad y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático".

Por estos motivos, Pedro Bruno ha indicado que "es lógico que la Diputación vuelva a formar parte de este proyecto como socio con una aportación de más de 350.000 euros, con la que seguiremos realizando acciones en las diferentes explotaciones que participan en este proyecto, y también con los ayuntamientos, como hicimos con el primer proyecto, en el que creamos la Red de Ayuntamientos por los Olivares Vivos de la que forman parte ya 67 consistorios".

Partiendo de la experiencia anterior, el diputado ha manifestado que se trata de una acción que busca "mejorar la sostenibilidad medioambiental de nuestro olivar y darle un plus a esos aceites obtenidos en esas explotaciones siendo respetuosos con el medio ambiente, un plus de calidad medioambiental bajo el sello Olivares Vivos".

La segunda edición de este proyecto europeo que ha arrancado este jueves se prolongará hasta 2025, un periodo en el que se buscará fomentar un olivar y una producción oleícola que preserve la biodiversidad y permita que se recuperen especies, se aumente de forma significativa la abundancia de flora y fauna existente y se genere mayor rentabilidad a los productores.

Este proyecto cuenta con un presupuesto global de siete millones de euros, está financiado en casi un 60 por ciento por la Unión Europea y se desarrollará en territorios de España, Italia, Grecia y Portugal.