Publicado 10/09/2021 15:33CET

Andalucía cerró junio con un 0,41% de déficit y 619 millones de gasto sociosanitario derivado de la pandemia

Archivo - Recursos de monedas. Euros. Dinero
Archivo - Recursos de monedas. Euros. Dinero - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA/MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Andalucía cerró el pasado mes de junio con un déficit de 660 millones de euros, equivalente al 0,41% de su Producto Interior Bruto (PIB), y un gasto sociosanitario derivado de la pandemia de Covid-19 de 619 millones de euros, el 0,38% del PIB.

Así se recoge en los datos que este viernes ha difundido el Ministerio de Hacienda correspondientes a ejecución presupuestaria, al déficit del Estado hasta el mes de julio, así como al déficit consolidado de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social del mes de junio en términos de contabilidad nacional.

De acuerdo a estos datos, consultados por Europa Press, el déficit de Andalucía en junio de 2021 es inferior en términos porcentuales al que, de media, registraron las comunidades autónomas, que llegó al -0,53% del PIB --un total de 6.387 millones de euros--, según ha detallado el Ministerio de Hacienda, que ha explicado que este resultado obedece a un incremento de los ingresos del 7,6%, superior al aumento de los gastos del 5,5%.

En comparación con junio de 2020, Andalucía ha reducido su déficit a la mitad, ya que entonces registraba un déficit del 0,84% del PIB, y en cifras absolutas era de -1.251 millones de euros, frente al déficit de -660 millones del sexto mes de este año.

Todas las comunidades autónomas cerraron junio con déficit, si bien con porcentajes inferiores al de Andalucía figuran Asturias (-0,03%), Castilla-La Mancha (-0,28%), Castilla y León (-0,25%), Comunidad de Madrid (-0,32%), La Rioja (-0,05%) y País Vasco (-0,31%).

DATOS NACIONALES

El déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluida la ayuda financiera, se situó en 48.594 millones de euros hasta junio, lo que supone restar 21.377 millones a la cifra registrada un año antes, un 30,6% menos, por lo que desciende al 4,02% del PIB, según los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda.

En lo que respecta al déficit del Estado hasta el mes de julio, el dato se sitúa en el 3,98% del PIB, y desciende un 20,3% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 48.077 millones de euros.

Este resultado se debe, principalmente al robusto incremento de los ingresos no financieros del 16,7%, frente al comportamiento de los gastos, que crecen a un ritmo del 2,5%.

En cuanto al déficit público hasta junio, el de la Administración Central aglutinó la mayor parte con 35.187 millones, el 2,91% del PIB, y dentro de este, el déficit del Estado alcanzó la cifra de 35.334 millones, lo que equivale al 2,92% en términos de PIB.

Por su parte, los organismos de la Administración Central registraron a finales del mes de junio un superávit de 147 millones, frente al déficit de 841 millones registrado en el mismo periodo de 2020.

3.626 MILLONES DE GASTO SOCIO-SANITARIO DE LA COVID EN CCAA

De su lado, la Administración regional registró un déficit hasta junio de 6.387 millones, un 17,7% menos respecto al año pasado, lo que equivale al 0,53% del PIB.

De acuerdo con la información transmitida por las comunidades autónomas, 3.626 millones corresponden hasta junio a gasto socio- sanitario derivado de la Covid-19.

En cuanto a los fondos de la Seguridad Social hasta junio de 2021, el déficit se situó en 7.020 millones, un 47% menos respecto a los 13.253 millones registrados en los primeros seis meses de 2020. En términos de PIB, el déficit de la Seguridad Social se situó en el 0,58%, frente al 1,18% del mismo periodo del año anterior.

Este mejor comportamiento responde, según Hacienda, a una leve disminución de los ingresos del 1,6% (aunque las cotizaciones crecen un 3,8%) frente al mayor descenso registrado en los gastos de un 6,9%.

INCREMENTO DE LA RECAUDACIÓN DEL ESTADO HASTA JULIO

En lo referente a los datos del déficit del Estado hasta julio, el mejor resultado se debe, como ya se ha mencionado, a un incremento de los ingresos no financieros del 16,7%, frente al menor incremento de los gastos que crecen un 2,5%.

En concreto, los recursos no financieros, que ascendieron a 112.445 millones, lo que supone un 16,7% más respecto al mismo periodo de 2020, aumentando los impuestos un 21,8% respecto a julio de 2020, hasta los 94.014 millones.

En concreto, los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentaron un 15,9%, de los que los ingresos por IVA crecieron un 18,2%. Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio subieron un 33,5% debido al IRPF, que se incrementó un 33,4%, y al aumento del Impuesto sobre Sociedades, que creció un 37,6%.

Por su parte, los impuestos sobre el capital se incrementaron un 307,1%, respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos de las cotizaciones sociales descendieron ligeramente, en un 2,4%.

LEVE AUMENTO DEL GASTO DEL 2,5%

De su lado, hasta julio, los gastos no financieros del Estado se situaron en 160.522 millones, cifra superior en un 2,5% a la registrada en 2020. La partida de mayor volumen, que fueron las transferencias entre administraciones públicas, ascendieron a finales de julio a 104.314 millones, un 3,1% más frente a 2020, destacando las transferencias corrientes a las comunidades autónomas, que se han incrementado un 0,8%, hasta alcanzar los 59.865 millones.

El importe de los gastos del Estado relacionados con la pandemia ha sido de 7.996 millones, de los que 6.791 millones fueron transferencias a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales y 792 millones es el gasto en los consumos intermedios, que se corresponde casi en su totalidad a las vacunas.

Asimismo, la remuneración de asalariados crece un 4,6%. Esta rúbrica, que asciende a 11.401 millones, incorpora la subida salarial para este ejercicio del 0,9% frente a un incremento salarial del 2% en 2020.

Contador