Andalucía es la tercera comunidad en contratos parciales a mujeres, que cobran 2,12 euros menos, según USO

Publicado 10/07/2019 12:32:09CET
Rueda de prensa de USO de presentación del informe 'Situación de las mujeres durante su vida laboral y jubilación'.
Rueda de prensa de USO de presentación del informe 'Situación de las mujeres durante su vida laboral y jubilación'.USO

SEVILLA/MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Andalucía es la tercera comunidad autónoma de España que presenta un mayor porcentaje de contratación femenina a jornada parcial, donde "el 27,6% de las mujeres ocupadas tiene un contrato a tiempo parcial, frente a solo un 6,7% de los hombres", según ha explicado Jesús Postigo, coordinador de USO-Andalucía, sindicato que ha elaborado el estudio 'Situación de las mujeres durante su vida laboral y jubilación', que ha analizado las retribuciones por sexo para constatar que "la brecha salarial que se da entre géneros, con las andaluzas cobrando de media 2,12 euros menos que los hombres".

Es uno de los datos que se extraen del informe 'Situación de las mujeres durante su vida laboral y jubilación', elaborado por el Gabinete de Estudios de USO, que recoge datos nacionales y por comunidades autónomas, según informa el sindicato en una nota. "Una diferencia que es mayor si hablamos de lo que cobran por hora quienes cuentan con un contrato indefinido. En ese caso, las mujeres perciben 2,52 euros menos", ha expuesto Postigo.

El dirigente de USO ha argumentado que la contratación parcial femenina "se debe a la penalización por cuidados que siguen sufriendo las mujeres y que las obliga a no poder optar a una jornada completa, especialmente durante los años de maternidad".

"Si, además de cobrar menos por hora, las andaluzas padecen más que en otras regiones las jornadas de menos horas, nos encontramos con que, a final de mes, las nóminas de las mujeres son sustancialmente inferiores a las masculinas", ha proseguido el coordinador de USO-Andalucía, quien ha ahondado en su análisis apuntando que la menor retribución tiene su reflejo "en las pensiones, con una media de 368 euros menos al mes en la jubilación de una mujer que en la de un hombre".

Las diferencias salariales por hora en Andalucía están en línea con las que se dan en el conjunto del país, que arroja una media de 2,17 euros menos por hora.

La brecha de Andalucía es menor en comparación con la media nacional en pensiones, con una diferencia de 455 euros mensuales en la jubilación. "No es para enorgullecerse. Hay mayor igualdad, es cierto, pero ambas pensiones, masculina y femenina, son más bajas que la media, con la mujer en 795 euros, lejos del SMI", ha lamentado Jesús Postigo.

En este sentido ha argumentado la secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO, Dulce María Moreno que "es normal que la jubilación media de una andaluza sea más baja, si tiene un índice tan alto de parcialidad" y ha expresado su satisfacción por la reciente "declaración de inconstitucionalidad del cálculo de las pensiones para las jornadas parciales, que discriminaban doblemente a la mujer: por cotizar menos horas y porque, además, esas horas computaban menos en la base reguladora de la pensión".

"Ese cambio es una demanda histórica de la USO, y ahora toca una ejecución inmediata de la sentencia y establecer un baremo justo sobre la retroactividad del cálculo", ha apuntado Moreno.

LOS DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los datos del estudio indican que las mujeres cobran 2,17 euros menos por hora de trabajo que un hombre, según ha denunciado USO en un estudio presentado este miércoles en rueda de prensa. Las horas de trabajo peor pagadas son las de los contratos temporales y las de jornada a tiempo parcial, precisamente donde las mujeres son mayoritarias. En concreto, las mujeres sufren un 5% más de temporalidad que los hombres y concentran el 74,5% de todos los contratos a tiempo parcial.

"Además de trabajar menos horas, las de las mujeres tienen menos valor", ha criticado la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO, Laura Estévez, durante la presentación del informe.

La mayoría de los ocupados son hombres con contrato indefinido a jornada completa, cuya retribución es de 16,88 euros la hora. Sin embargo, hay dos millones de mujeres trabajando a jornada parcial, con un salario medio por hora de 10,29 euros.

El informe también constata que de cada cuatro personas que reciben el salario más alto (ocho veces el salario mínimo interprofesional), tres son varones, mientras que, por debajo del SMI, el 70% de los sueldos corresponden a mujeres.

"Se constata, con números, que sigue existiendo una gran brecha de género tanto en la calidad del empleo como en su retribución. Las mujeres siguen orientadas hacia 'empleos femeninos', relacionados con el tercer sector, y, dentro de ellos, con las profesiones de menor cualificación, a pesar de que entre la población ocupada hay más mujeres que hombres con educación superior. Esto no se traslada a los puestos directivos, con mayor responsabilidad y remuneración", ha criticado la responsable de Igualdad de USO, Dulce María Moreno.

Si se mide la desigualdad en función de los dos tercios (13.220 euros) de la ganancia mediana (19.830,12 euros), el 63,86% de las mujeres perciben lo que se considera una ganancia baja.

El sindicato argumenta que la "discriminación" en el conjunto de la vida laboral tiene también su reflejo en las pensiones que cobran las mujeres. Así, expone, la brecha entre la pensión media de jubilación que percibe una mujer es de 455 euros al mes respecto a la que cobra un hombre. La pensión más común entre las mujeres se sitúa entre los 600 y los 650 euros mensuales, con 460.000 perceptoras, mientras que casi 300.000 mujeres cobran pensiones de 400 a 450 euros al mes.

La pensión masculina más común, sin embargo, está entre 800 y 850 euros y, como en los casos anteriores, también se encuentra por debajo del SMI (900 euros mensuales). No obstante, la cuarta pensión más común entre los hombres está en el tope de los 2.660 euros, fruto de sus mayores cotizaciones por percibir salarios más altos.

"Las malas retribuciones se perpetúan en la pobreza durante la vejez. Por eso, desde USO hemos recibido con amplia satisfacción la inconstitucionalidad del cálculo de las pensiones para las jornadas parciales, que discriminaban doblemente a la mujer: por cotizar menos horas y porque, además, esas horas computaban menos en la base reguladora de la pensión", ha explicado Estévez.

Contador

Para leer más