Publicado 25/06/2020 16:08:53 +02:00CET

Aplazados más de 2.000 juicios por el estado de alarma en la provincia de Córdoba que empieza a recuperar la normalidad

Lorenzo del Río y Francisco Sánchez Zamorano.
Lorenzo del Río y Francisco Sánchez Zamorano. - EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El estado de alarma por el coronavirus ha provocado el aplazamiento en la provincia de Córdoba de más de 2.000 juicios que ya están señalados para su celebración en su mayoría, según ha informado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, de hecho los órganos judiciales, entre ellos la Ciudad de la Justicia de la capital, ya han comenzado a recuperar la normalidad desde hace días.

Así lo ha valorado el presidente del Alto Tribunal regional en una visita a la Ciudad de la Justicia para conocer de cerca el estado y funcionamiento de distintos órganos judiciales tras el período de inactividad judicial provocado por la pandemia del Covid-19, acompañado del presidente de la Audiencia Provincial, Francisco Sánchez Zamorano.

En concreto, Del Río ha detallado que en todos los juzgados de Primera Instancia se han suspendido más de 900 juicios, pero "están todos reseñalados hasta final de año"; en los juzgados de Instrucción hay 974 actuaciones que "se tuvieron que suspender, "como declaraciones de investigados", aunque "todas se han vuelto a señalar en estos meses".

En los juzgados de lo Penal se han suspendido unos 500 juicios y "todos se han señalado ya"; en lo Contencioso-Administrativo, unos 190, "que se han vuelto a señalar", y en lo Social, unos 650, de los que "se va a intentar reprogramar todo lo urgente, como temas de despidos o asuntos referentes por el Covid hasta final de año", y que "lo ordinario suspendido no se quede para dentro de un año o dos más", confía el presidente del TSJA.

Por ello, ha aseverado que "hay que estar muy pendientes de la jurisdicción Social" y espera que "sea una realidad un juzgado nuevo, porque puede servir para normalizar la situación".

Entretanto, ha indicado que "hay una preocupación evidente que va a ser el impacto que va a tener esta crisis en el plano judicial y que se va a ver seguramente después del verano", porque "aún se está con los ERTE y los ERE están también ahí, así como impagos y reclamaciones económicas".

Así, cree que "en septiembre u octubre puede haber una avalancha de casos en el ámbito mercantil, laboral y civil", de modo que "se estudiará con los presidentes de las audiencias y los decanos medidas de choque o de refuerzo". A tal efecto, ha apuntado que estaba "claro que el orden social había que reforzarlo y seguramente haya un juzgado nuevo a partir de septiembre u octubre".

También, ha indicado que en la jurisdicción de Familia "se hace un esfuerzo, porque está muy cargada", de modo que "se pedirá un juzgado desde el TSJA", al tiempo que están en contacto con la Junta "para ver si es posible hacer como equipos de funcionarios y con los refuerzos de jueces en alguna jurisdicción concreta se pueda contar con refuerzos temporales", algo en lo que "se trabaja" desde la Junta, de cara a contar con los mismos para septiembre u octubre, "que es cuando se puede producir una agravación".

"AGRAVAMIENTO DE LA SITUACIÓN"

En cuanto al resto de órganos, el presidente de TSJA ha declarado que "se irá viendo si es necesario algún refuerzo puntual, como en mercantil o alguna otra jurisdicción". "Hay que ser conscientes de que puede venir un agravamiento de la situación y ahora mismo hay que hacer un esfuerzo", algo que "se hace a nivel de jueces, magistrados, fiscales, letrados y funcionarios", ha afirmado Del Río.

Según ha argumentado, "durante unos meses no ha habido más remedio que paralizar aquello que no había más remedio, se ha trabajado en todo lo que se podía, pero ahora hay que devolver a la sociedad el trabajo y esfuerzo, como lo han hecho antes otros colectivos, para que el ciudadano se sienta también protegido judicialmente".

En este sentido, ha comentado que "el impacto ha sido muy importante, porque se han tenido que suspender muchos señalamientos", pero "se está haciendo un esfuerzo", ha asegurado, para agregar que las más de 20 salas de vistas están "en condiciones" y "con la posibilidad de estar funcionando totalmente para todos los órganos", por lo que "las condiciones son favorables para celebrar juicios con normalidad".

De hecho, ha trasladado "el mensaje positivo de que casi todo, salvo la jurisdicción social que estaba muy sobrecargada, se ha vuelto a reprogramar entre septiembre, octubre y noviembre".

Además, ha resaltado que "aquellos órganos que han podido seguir trabajando con deliberaciones, como los recursos de la Audiencia Provincial, han dictado más de 500 resoluciones en este período", por lo que "se ha seguido deliberando con normalidad y los señalamientos que había de juicio que no se podían celebrar, que han sido entre 25 y 30, ya están señalados para julio, septiembre y octubre".

"SE ESTÁ EN UN BUEN CAMINO"

Mientras, Del Río ha expuesto que "es muy complicado" que la maquinaria judicial esté en marcha en la provincia al cien por cien a día de hoy, "porque todavía existe también una falta de presencialidad de los funcionarios", algo que "ralentiza todo y no es fácil", pero "sí se ha empezado una normalidad y una especie de laboriosidad importante".

Asimismo, ha indicado que "los juicios que ya estaban señalados para estos meses se están celebrando con normalidad en la inmensa mayoría", por lo que "se está en un buen camino, aunque el cien por cien todavía no se ha conseguido", ha matizado el presidente del Alto Tribunal, quien espera lograrlo "poco a poco".

Contador

Para leer más