La CEA espera cerrar 2017 con equilibrio presupuestario

El presidente de la CEA, Javier González de Lara
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2017 11:31:55 CET

SEVILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, espera cerrar el ejercicio 2017 con "equilibrio presupuestario" en las cuentas de la CEA, y, ante la cita electoral en la organización de empresarios para 2018, González de Lara se ha mostrado "a disposición de lo que decidan los órganos de gobierno".

En una entrevista con Europa Press, González de Lara ha resaltado que, en estos años, en la CEA "hemos mantenido con firmeza nuestra hoja de ruta trazada, estamos más unidos que nunca, hay unidad empresarial e incluso hemos incorporado a organizaciones como ATA, que suponen muchos miles de autónomos".

De esta forma, ha apuntado que la CEA supera los 200.000 afiliados, "una cifra muy respetable", y ha añadido que "la fortaleza y la unidad se manifiestan en la capacidad de interlocución en la sociedad".

"Esta organización necesitaba un gran cambio y la nueva CEA tenía que poner sobre la mesa principios de transparencia, participación, gestión eficiente, representatividad y reputación, y lo hemos llevado hasta el límite, con la refundación de los estatutos, código de buen gobierno y la normativa interna de contratación", ha aseverado González de Lara, quien ha apuntado que se está efectuando "una gestión legal y eficiente, donde todavía seguimos con procesos de reestructuración de la deuda generada y de la deuda del pasado, vamos evolucionando favorablemente".

En ese sentido, ha valorado que "el modelo de CEA con viabilidad económica más compleja ha pasado", de forma que "hoy por hoy luchamos para que al vencimiento de este año encontremos el equilibrio presupuestario".

Así, ha indicado que en ello están, toda vez que "venimos de 2012 de 12,5 millones de déficit de la CEA, 2013 casi siete millones, 2014, con un déficit de 2,7 millones; 2015, con 2,5 millones". Ha añadido que "en 2016 hemos logrado reducir en un 75 por ciento el déficit de la organización, desde que asumí la presidencia en 2014".

González de Lara ha afirmado que no tiene "una varita mágica" para estos resultados, sino que "es el equipo excelente", con un comité consultivo "eficiente llevando el control de las cuentas, y donde hacemos lo que podemos y prestamos servicios a los asociados; hemos aumentado la afiliación e intentamos ser útiles; hemos asumido el coste de los errores".

"Había que tomar medidas, que se han adoptado y seguimos avanzando y cumpliendo compromisos de reestructuración de deuda que teníamos", ha añadido el presidente de la CEA, quien considera que "cuando pagas y eres cumplidor, cuando pagas se haces merecedor de crédito y una reputación, y nosotros, desde que llegamos, no hacemos más que pagar y hacer frente a la deuda".

Para el presidente de la CEA, "hay que mirar hacia adelante y tenemos que seguir avanzando", y en ese sentido ha asegurado que se "conformaría" con que "llegáramos al equilibrio presupuestario; y estamos en ello".

En ese sentido, González de Lara ha explicado que ya en 2016 la CEA tuvo resultado operativo favorable de 400.000 euros, pero ha explicado que el déficit "es consecuencia de las amortizaciones de deuda", de forma que "obtuvimos números azules pero al tener que amortizar deuda y los compromisos del pasado y créditos financieros, registramos déficit".

"Seguimos en la lucha y esperamos y deseamos que concluya 2017 con equilibrio presupuestario, es mi anhelo, ilusión y ojalá lo consigamos", ha aseverado.

SU FUTURO

Preguntado por su futuro como presidente de la CEA, teniendo en cuenta que en 2018 se celebran nuevas elecciones en el seno de la Confederación, González de Lara ha indicado que aún no sabe lo que va a hacer, "pero ahora más que nunca me someto a criterios de las organizaciones de la CEA, que deben evaluar si la labor que hacemos es satisfactoria".

En ese sentido está apuntando que lo está reflexionado, "pues una cosa es el querer y otra el deber; en el querer muchas veces se plantean sacrificios y renuncias permanentes, pero luego está el deber".

"Lo estoy reflexionando y espero que los órganos de gobierno decidan, pues tienen la última palabra; ellos deciden cuál es el camino", ha añadido el presidente de la CEA, quien ha recordado que, no obstante, "aún es pronto, pues las elecciones de CEA deben ser a finales de enero".

De esta forma, habrá que ver los próximos meses cómo evoluciona la CEA y ver cómo se resuelven las circunstancias.

"Estamos muy comprometidos con la organización y mi voluntad es la de dar el máximo hasta el último minuto, y me tengo que sentir querido y respaldado por todos para poder plantearme la continuidad", ha añadido el presidente de la CEA, quien ha apuntado que "si me dicen que creen que es mejor que venga otra persona, lo asumiré con normalidad".

González de Lara ha expresado su total lealtad y respeto a la organización, que tiene 200.000 afiliados, y se ha mostrado "a disposición de la casa", aunque reconoce que tiene que "reflexionar desde el punto de vista personal qué es lo mejor para mí y también para la organización".

"Hay mucho trabajo que hacer", ha añadido González de Lara, quien abordará una reflexión, esperando que haya "apoyo y cariño hacia la gestión, me gustaría que hubiera consenso y respaldo, si no el querer pasará antes del deber", ha añadido el dirigente de la CEA, quien ha apuntado que el reto que asume en el futuro "será seguir en esta línea de conseguir una organización con reputación, respeto, interlocución en primera línea política, social e institucional, y ojalá seamos capaces de hacerlo bien".