Publicado 03/03/2021 18:29CET

La CHG da luz verde a la tramitación de las concesiones de riego con la reserva de la presa de Siles (Jaén)

Archivo - Presa de Siles
Archivo - Presa de Siles - MINISTERIO DE AGRICULTURA - Archivo

JAÉN, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha dado luz verde, con el visto bueno de la Junta de Gobierno, a las bases para la concurrencia de los proyectos que optarán a la reserva de la presa de Siles (Jaén). Este paso supone el pistoletazo de salida para que el organismo de cuenca inicie la tramitación de la concesión de 6,19 hectómetros cúbicos para el riego en la Sierra de Segura.

En este sentido, el presidente de la Confederación, Joaquín Páez, ha manifestado en un comunicado su satisfacción "ante el fin de un proceso largo y complicado, que ha contado con un impecable trabajo de nuestros técnicos para dar viabilidad y garantías al proyecto".

Asimismo, Páez ha agradecido la colaboración y disposición de las asociaciones de regantes de Jaén --UPA, COAG, Asaja, Areda y Asare--, de los alcaldes de los municipios incluidos en el perímetro establecido por la Junta de Andalucía para las zonas de mayor idoneidad agronómica --Benatae, La Puerta de Segura, Orcera, Puente Génave, Siles y Torres de Albánchez-- y de la propia Administración autonómica, que "enriquecieron con sus aportaciones" el documento avalado en la sesión de este miércoles.

Desde su publicación en BOE, prevista en los próximos días, las comunidades de regantes tendrán un plazo de seis meses para presentar la solicitud, proyecto y documentación administrativa, acorde a las bases consensuadas.

Finalizado este periodo, la CHG evaluará los proyectos presentados en base a criterios sociales, de viabilidad técnica y ambiental y los establecidos por la Junta de Andalucía para la delimitación de la zona regable. Como resultado a la aplicación de estos parámetros, los proyectos obtendrán una puntuación en cada uno de ellos, cuya suma total determinará la valoración final y una adjudicación provisional.

Con este procedimiento, el organismo de cuenca continua avanzando en su labor por garantizar los derechos de los regantes de la Sierra de Segura y la seguridad de sus futuros riegos, mientras se resuelve el conflicto que impide que se pueda utilizar la reserva embalsada.

Esta infraestructura hidráulica se encuentra en el curso alto del río Guadalimar, en el municipio jiennense de Siles. Tiene 30,5 hectómetros cúbicos de capacidad, una altura de 52 metros, una planta recta de 290 metros de coronación, una planta curva de 315 metros de radio y una longitud de coronación de 271 metros.

Está diseñada con una capacidad de aliviadero de 298 metros cúbicos por segundo y una capacidad de desagüe de fondo de 52 metros cúbicos por segundo. La presa fue inaugurada en octubre de 2015 aunque cinco años y medio después todavía no ha entrado en servicio, entre otras cuestiones, por el desacuerdo entre Junta y Gobierno de España sobre a qué administración compete la construcción de las conducciones de riego.

DOÑANA

Por otro lado, en la Junta de Gobierno de la CHG, participada por la Administración Central, Autonómica, Local y los distintos usuarios de la cuenca hidrográfica, también se ha expuesto el procedimiento establecido para la constitución de las Comunidades de Usuarios de Masas Aguas Subterráneas (Cumas) de Doñana.

En el marco de la declaración, se está trabajando en el proceso de creación de las tres Cumas --una por cada masa afectada--, que junto a la Confederación, elaborarán un programa de actuación y un plan de extracciones para garantizar el uso sostenible del recurso.

En la actualidad, se está elaborando el censo de los derechos de Doñana, una tarea que conlleva la comprobación y registro de más de 3.000 títulos. La previsión de la CHG es finalizar el proceso de constitución de estas comunidades durante el primer semestre del 2021.

Tan pronto como se cuente con un listado definitivo, será publicado para su consulta y posibles alegaciones. Tras ello, se procederá a la apertura de candidaturas para la comisión redactora de los estatutos de las Cumas. La votación se realizará telemáticamente mediante un sistema electrónico, en el que también se está trabajando en estos momentos. Finalmente, se elaborarán y aprobarán los estatutos para la constitución de cada una de las Cumas.