Publicado 24/08/2022 13:11

El coach empresarial José Luis González ultima una ronda de conferencias por Latinoamérica y Estados Unidos

El coach empresarial sevillano José Luis González, elegido número 1 de Iberoamérica por la asociación ActionCoach y único español miembro del Consejo americano de Forbes.
El coach empresarial sevillano José Luis González, elegido número 1 de Iberoamérica por la asociación ActionCoach y único español miembro del Consejo americano de Forbes. - JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

SEVILLA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coach empresarial sevillano José Luis González, elegido número 1 de Iberoamérica por la asociación ActionCoach y único español miembro del Consejo americano de Forbes, ultima en estos días una ronda de conferencias por Latinoamérica y Estados Unidos en las que ofrecerá
a empresarios y organizaciones empresariales recomendaciones para combatir la inflación y superar la crisis a raíz del trabajo de su equipo con empresas andaluzas.

Iniciará la gira de encuentros el 15 de septiembre y recorrerá Brasil, Perú, Argentina, Colombia, Costa Rica, Guatemala, México y Estados Unidos para recordar que la economía está viva y que las empresas padecen patologías de forma cíclica, por lo que hay que aplicar "medicina preventiva que eviten cierres empresariales, despidos
y pérdidas patrimoniales", según ha explicado en un comunicado.

Para el coach sevillano, prevenir es fundamental y la clave "para disminuir los efectos colaterales y crear una base sólida que nos permita modernizar las empresas, haciéndolas mas competitivas".

González establece en cuatro pilares las recomendaciones generales que permitirán a empresarios y autónomos afrontar esta etapa de inflación con menor impacto posible. "En primer lugar, agilidad. Lo único que no cambia es el cambio. Hoy existe un nuevo paradigma de gestión empresarial basado en la necesidad imperiosa de innovar y replantearse el negocio, para adaptarnos a las nuevas demandas, en muchos casos alejados de la situación actual. Las empresas que van a subsistir serán las más flexibles y ágiles ante el cambio, algo que implica, en muchos casos, romper inercias muy viciadas".

Pero cuando hay que afrontar pagos y cargas económicas, se hace necesaria una planificación y ajustar el presupuesto, "una herramienta empresarial tan útil como necesaria, que ahora hay que trabajar más que nunca. No hay que olvidar que la única cifra inamovible ha de ser el beneficio. A partir de ahí hay que diseñar una estrategia para aumentar los ingresos, poniendo en marcha acciones comerciales que incrementen
los clientes y sus ventas, y también reducir los gastos mediante estructuras muy flexibles".

"Otro punto importante es trabajar con rigor y observancia continua en la tesorería de la empresa --recuerda González--, que es la que puede, en estos momentos, verse afectada por retrasos en los pagos y posibles impagos y puede llevarnos a una situación de alto riesgo. El último en cobrar suele ser el menos insistente y riguroso en su política de gestión de la tesorería".

Y, por último, el coach internacional recomienda hacer una nueva política de compras basada en la negociación a partir del volumen de compra con los proveedores, algo que permitirá a las empresas asegurar la estabilidad de precios en el tiempo. "La mejor inversión ahora es adelantar compras de suministros cuya tendencia sea alcista. Esto
dará solidez y estabilidad a los costes".

Y concluye sus recomendaciones a los empresarios lleno de esperanza, recordando el siguiente pasaje histórico: "En el peor momento del ataque alemán a Inglaterra le preguntaron a Winston Churchill cuál era su mejor arma en contra del enemigo. Él contestó con una palabra: esperanza. La esperanza ve los problemas, grandes o pequeños, como oportunidades para la mejora. Unamos esperanza con acción para poder afrontar los retos con ciertas garantías de éxito y disminución de riesgos".

Más información