Convocada este viernes la primera reunión de la comisión de investigación sobre la Faffe

Comisión de investigación de la Faffe
Parlamento andaluz/Archivo
Actualizado 24/09/2018 17:53:21 CET

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La comisión de investigación relativa a la gestión de los fondos públicos, las encomiendas de gestión y subvenciones concedidas a la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) desde su creación a la actualidad constituida en el Parlamento andaluz, se reunirá este viernes con el objetivo de que se puedan iniciar sus trabajos.

Como consta en la agenda parlamentaria, consultada por Europa Press, este órgano de investigación tiene previsto reunirse el viernes, a las 10,00 horas, en la que será su primera reunión tras las sesión constitutiva del pasado viernes, cuando se alzó con la Presidencia de la comisión la diputada del PSOE-A Marisa Bustinduy.

En la reunión de la pasada semana, Bustinduy resultó elegida presidenta con el único apoyo de su grupo parlamentario, el PSOE-A, toda vez que la oposición no se puso de acuerdo para apoyar a otro candidato. De hecho, la socialista compitió por el cargo con el candidato que presentó el PP-A, Jaime Raynaud, y la de Podemos Andalucía, Carmen Lizárraga.

En las votaciones, el candidato del PP-A no recabó ningún apoyo, mientras que IULV-CA respaldó a la candidata del partido morado y Ciudadanos (Cs) se abstuvo ante todas las propuestas. De este modo, y dado que el voto en este órgano es ponderado, el PSOE-A logró la Presidencia de la comisión de investigación.

En concreto, son miembros titulares de dicha comisión, por parte del PSOE-A, Bustinduy y José Latorre; en nombre del PP-A, Teresa Ruiz-Sillero y Jaime Raynaud; en representación de Podemos, Jesús Romero y Carmen Lizárraga; en representación de Cs, José Antonio Funes y Marta Bosquet, y por parte de IULV-CA, su portavoz parlamentario, Antonio Maíllo, y la diputada Inmaculada Nieto.

Tras su elección, y en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, Bustinduy garantizó que dirigirá los trabajos de la comisión "con la diligencia que requiere esta responsabilidad" y ya avanzó que su intención era convocar la primera reunión esta misma semana, que finalmente se sustanciará este viernes.

"Cuando se me encarga un trabajo lo intento hacer lo mejor que sé y puedo", afirmó entonces antes de asegurar que trabajará como presidenta "desde la ecuanimidad, la elegancia política y desde el rigor" y "se hará lo que se tenga que hacer cumpliendo lo que nos reglamenta una comisión". En cuanto a las críticas de la oposición por su elección, incidió en que "si no son ellos, no les parece bien nada de los demás, esto forma parte del paisaje político del Parlamento desde que arrancó la legislatura".

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La oposición al completo ha criticado que los socialistas presentaran una candidatura a la Presidencia de la comisión dado que el objeto de investigación es el presunto uso indebido de tarjetas de crédito de la Faffe para pagar, supuestamente, 14.737 euros en un prostíbulo de Sevilla por parte de un directivo de la fundación y ex miembro, precisamente, de la ejecutiva del PSOE andaluz.

Tras la constitución de este órgano, la portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, responsabilizó a Podemos y a Cs de que la Presidencia de la comisión haya recaído en el PSOE-A, partido "al que no se le cae la cara de vergüenza política" por proponerse para un cargo "para investigarse a sí mismo". "El PSOE-A ha querido que esta comisión nazca muerta", remachó antes considerar que esto es como "poner al zorro a guardar las gallinas".

A su juicio, Podemos y Cs deberían haber permitido que el PP-A presidiera la comisión al ser el impulsor de la misma. Sobre el partido naranja dijo que "termina la legislatura como empezó: ayudando al PSOE-A a tapar la corrupción"; mientras que afeó a Podemos que a pesar de que anunciara que apoyaría al candidato popular no lo haya hecho finalmente, en un gesto que atribuye al entendimiento en Madrid entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.

El diputado de Podemos Jesús Romero avisó de que la comisión "nace muerta" por "la desvergüenza" del PSOE-A de presentar una candidatura a la Presidencia de un órgano cuyo fin es "investigar a un gobierno del mismo partido". "Es como poner al lobo a guardar a las ovejas", agregó antes señalar también la "irresponsabilidad del PP-A por presentar un candidato cuando es el partido con más grado de corrupción de toda Europa".

Criticó que el PP-A no haya sido capaz de dejar a un lado "el sectarismo y su intento de patrimonializar la comisión" votando a la candidata de Podemos; así como señaló la "irresponsabilidad" de Cs por "no presentar un candidato y abstenerse en la votación", con lo que, según Romero, "vuelve a ser cómplice del PSOE-A y su corrupción".

Marta Bosquet, representante de Cs, lamentó que una diputada socialista presida la comisión porque "ni el PSOE-A ni el PP-A están legitimados" para ocupar ese cargo, como tampoco lo está, en su opinión, Podemos, toda vez que recordó que "en la anterior comisión de investigación se fueron de feria".

Así, explicó que al final Cs no ha propuesto a su compañero José Antonio Funes como presidente, como habían anunciado, porque sabían de antemano que no recabaría los apoyos suficientes; así como negó que hayan cerrado un acuerdo con el PSOE-A para facilitarle el puesto, y confiar en que Susana Díaz "no tenga prisa en convocar elecciones para que esta comisión sirva para saber qué ha ocurrido con el dinero de los andaluces".

De su lado, el parlamentario de IULV-CA José Antonio Castro advirtió de que la elección de Bustinduy como presidenta es un hecho más que a su grupo parlamentario le hace tener "pocas expectativas" en el desarrollo de la comisión de investigación. "Esto va a durar menos que un caramelo en la puerta de un colegio", auguró el miembro de la coalición de izquierdas antes de reclamar que se vuelvan a reunir cuanto antes "para por lo menos hacer algo de paripé".

José Latorre, diputado del PSOE-A, defendió que su grupo parlamentario tiene "los mismos derechos y los mismos deberes" que el resto de partidos en la Cámara para presentar un candidato a la Presidencia de la comisión, mientras que destacó que "no hay otra persona en el Parlamento más ecuánime, honesta y recta que Bustinduy" para llevar a cabo estos trabajos.

Así, negó ningún acuerdo previo entre los partidos que hayan propiciado la elección de una socialista como presidenta, y explicó que el PSOE-A decidió hacer una propuesta para el cargo desde el momento en el que creyó que Bustinduy "es la persona más ecuánime" para desarrollarlo.