Córdoba.- El PP acusa a la Junta de discriminar a Córdoba al distribuir personal para aplicar la Ley de Dependencia

Actualizado 24/08/2007 19:12:05 CET

CÓRDOBA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en la Diputación de Córdoba, Luis Martín, acusó hoy al gobierno socialista de la Junta de Andalucía de discriminar a la provincia cordobesa en la distribución del personal administrativo de apoyo, para diputaciones y ayuntamientos, que ha previsto la Administración autonómica para aplicar la Ley de Dependencia en Andalucía.

Según explicó Martín en rueda de prensa, la prueba de dicho trato desfavorable a Córdoba, en comparación con otras provincias andaluzas, se demuestra en el hecho de que Córdoba (13 por ciento) es la tercera provincia de Andalucía, tras Sevilla (24 por ciento) y Málaga (15 por ciento), en porcentaje de solicitudes de personas dependientes que quieren acogerse a los beneficios de la nueva Ley, pero resulta que Córdoba ocupa el quinto lugar a la hora de contar con el apoyo económico de la Junta.

Así, el portavoz popular subrayó que la Administración andaluza, según publicó el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), ha distribuido recursos económicos para que las diputaciones y ayuntamientos andaluces de más de 20.000 habitantes "mejoren la situación de las personas dependientes", mediante la contratación de personal que agilice los trámites administrativos de sus solicitudes.

Así, Sevilla obtiene apoyo económico de la Junta para contratar 61 personas, Málaga para 43, Cádiz para 36, Granada para 32 y Córdoba para sólo 29, dando lugar a que, "por la falta de personal suficiente, se han valorado menos del uno por ciento de las solicitudes de grandes dependientes", que son unos 7.000, de las más de 20.000 personas dependientes que viven en la provincia cordobesa.

A ello se suma que las solicitudes valoradas, para beneficiarse de una Ley que entró en vigor el pasado 1 de enero, "son únicamente las de los grandes dependientes del nivel uno del grado tres, quedando a la espera, no ya de recibir la ayuda que esperan del Estado a través de la Junta, sino de que se decida si la merecen, los grandes dependientes del nivel dos del grado tres, junto con los de los dependientes de grado dos y uno, que, como prevé la Ley, se irán acogiendo a sus beneficios, pero de aquí a 2015".