Actualizado 10/08/2021 16:30 CET

Advierten de la "falta de protección" del personal del SAS

Archivo - Una sanitaria vacuna a una mujer
Archivo - Una sanitaria vacuna a una mujer - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CSIF ha advertido de la "falta de protección" del personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS), después de que haya aumentado en "un 241% de los profesionales se encuentran de baja por Covid", pasando de 251 a 858 en un período de 21 días, según ha recogido el último informe de Prevención de Riesgos Laborales facilitado por el Consejería de Salud y Familias de la Junta.

La vicepresidenta del sector de sanidad, Carmen Jiménez, ha explicado en un comunicado que, "con el aumento del número de personas atendidas en los centros de atención primaria y en hospitales por SARS-CoV-2, también crece el riesgo de contagio por exposición", motivo por el que CSIF-A ha insistido en su petición de "dotar a las plantillas del material necesario para hacer frente a la quinta ola de la pandemia".

En este sentido, la responsable sindical ha lamentado que "los equipos de protección que la Junta dice tener reservados deberían estar a disposición del personal en los centros sanitarios y no guardados en almacenes". "El verdadero objetivo debe ser velar por la seguridad y la salud de un colectivo que se expone a diario al virus arriesgando su propia vida, y no sacar pecho de cuánto material se tiene acumulado", ha añadido Jiménez.

Los datos publicados por la administración señalan que los trabajadores en situación de aislamiento son 172, un 29% más de los 133 que se indicaban en el informe previo. No obstante, el último documento difundido por el SAS está fechado a 6 de agosto --pero incluye datos a 30 de julio--, motivo por el que el sindicato ha pedido "una actualización con mayor frecuencia que permita conocer la situación en tiempo real y actuar en consecuencia".

"El informe anterior fue publicado el 16 de julio y los datos incluidos estaban fechados el día 9 del citado mes", ha alertado.

CSIF-A también ha demandado a la Junta la "formación e información necesaria al personal nuevo sobre cómo ponerse y quitarse los equipos de protección individual (EPI), así como sobre su uso y desecho, ya que una mala manipulación también supone un riesgo de contagio".

En cifras totales, CSIF-A ha apuntado que la sanidad andaluza acumula 13.823 profesionales contagiados desde el inicio de la pandemia, lo que supone el 13,26% de una plantilla de casi 105.000 trabajadores. De la suma de positivos, el 71,86% son mujeres (9.934) frente al 28,14% de hombres (3.898). El número de profesionales que han tenido que guardar aislamiento asciende a 25.470, repitiéndose la amplia diferencia entre mujeres y hombres: 76,31% y 23,69% respectivamente.

La situación de "desprotección del personal" de la sanidad pública ha sido una de "las principales denuncias de CSIF Andalucía desde que se iniciase la crisis sanitaria" por la Covid-19, llegando incluso a demandar a la administración sanitaria ante la sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por "vulnerar los derechos fundamentales en cuanto a salud y seguridad de los profesionales", ha enfatizado.

Por último, Jiménez ha concluido "la situación es más complicada aun si cabe si tenemos en cuenta que las contrataciones y sustituciones para los meses estivales son insuficientes y el personal no puede dar más de sí".