El Defensor del Menor de Andalucía y Save the Children analizan la atención a los menores inmigrantes no acompañados

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/06/2018 10:30:59CET

La jornada se celebra el 14 de junio en Málaga con responsables de políticas de protección de varias CCAA, fiscales, ONG o abogados

SEVILLA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor de Andalucía y Save the Children celebran este jueves 14 de junio en Málaga una jornada sobre la atención a menores extranjeros no acompañados (MENA), bajo el título 'Es nuestra obligación que sigan siendo niños', con el objetivo de establecer un espacio de reflexión y colaboración entre entidades públicas y privadas que permita analizar las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades actuales de los dispositivos de atención a estos menores, con el reto de encontrar vías para garantizar los derechos de estos niños y niñas.

Según un comunicado remitido a Europa Press, estas jornadas, organizadas con la colaboración de la Fundación Cajasol y la Universidad de Málaga, contará entre otros con la intervención de responsables de políticas de protección a la infancia de Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña y Diputación de Guipúzcoa; fiscales, abogados, profesores universitarios y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Durante 2017 el sustancial incremento de la llegada a Andalucía de menores extranjeros no acompañados (MENA) ha constituido, en opinión del Defensor del Menor, el fenómeno más destacado en asuntos de menores. El número total de nuevos ingresos de menores en el Sistema de protección en Andalucía en 2017, según cifras de la Junta de Andalucía, se elevó a 3.306, frente a los 1.291 producidos en el ejercicio anterior. Si a estas cifras se añade el número de chicos extranjeros que ya estaban siendo atendidos por el sistema de años anteriores, el número de mena total atendidos se eleva a 4.179.

El incremento constante de entrada de estas personas "ha puesto al límite" los recursos residenciales que tiene la comunidad habilitados para atender a los menores en situación de desamparo, "a pesar de los esfuerzos por incrementar estos recursos", señala la Defensoría, que añade que "ello ha supuesto la saturación de los centros de protección, propiciando, a pesar de los esfuerzos de la Administración y de la pericia de los profesionales que trabajan en los recursos, la existencia de carencias en las garantías de los derechos básicos de los menores".

El "colapso" que está sufriendo el sistema de asistencia a estos menores, por las razones señaladas, ha sido proclamado por la Administración autonómica, por las organizaciones no gubernamentales y comprobado por el Defensor del Menor de Andalucía, añade.

El Defensor recuerda que tras la llegada a Andalucía y la determinación de la edad, estos niños pasan a los recursos de primera acogida, los Centros de Acogida Inmediata gestionados por la Junta de Andalucía, donde se les debe proporcionar atención y alojamiento adecuado ofrecidos por profesionales competentes y con formación específica en la atención a MENA que conozcan las necesidades culturales, lingüísticas y religiosas y que puedan satisfacer sus necesidades psicosociales.

Tras este paso por los centros de acogida y descartada la reagrupación familiar en su país de origen --y con los informes pertinentes realizados por los equipos de educadores y técnicos--, se les deriva a los Centros Residenciales Básicos gestionados principalmente por entidades con convenio con la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales.

Es en estos centros, señala, "es donde se debe trabajar para garantizar la solución duradera que permita la plena integración de estos menores en la sociedad de acogida a través del acceso a la educación, la tramitación de la documentación de residencia, el acceso al sistema sanitario y la preparación para la vida adulta".

Así, añade que cuando uno de estos menores ingresa en un centro de protección, se comienza un proceso de actuaciones e intervenciones encaminadas a garantizar sus derechos y protección. Sin embargo, añade, "esta protección tiene fecha de caducidad" cuando cumplen 18 años. En este momento, la Administración considera que el joven ha alcanzado su emancipación y que se encuentra preparado para iniciar su vida adulta y su proyecto de vida independiente.

"Consideramos que las medidas previstas no son suficientes para atender a todos los menores que abandonan el Sistema de protección y que precisan de ayuda ante los retos que les aguarda la vida independiente. Nuestra experiencia nos lleva a concluir que nos encontramos ante uno de los colectivos más invisibles de la sociedad", lamenta el Defensor del Menor.

La situación de los ex tutelados ha sido expuesta en el último Informe del Defensor del Menor de Andalucía 2017 y también será abordada en la jornada. La inauguración correrá a cargo del Defensor del Menor de Andalucía, Jesús Maeztu; el director general de Save the Children España, Andrés Conde; la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio; y representantes de la Fundación Cajasol y de la Universidad de Málaga.

II ENCUENTRO ECONÓMICO-ASEGURADOR 'FUTURO ECONÓMICO Y TENDENCIAS DEL SECTOR ASEGURADOR' EL VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 9:00H. EN EL AUDITORIO RAFAEL DEL PINO.