Publicado 20/08/2020 17:35:43 +02:00CET

Empresas de autobuses avisan de que la licitación de rutas escolares "hunde a pymes y beneficia a multinacionales"

Protesta de Atedibús
Protesta de Atedibús - ATEDIBÚS

SEVILLA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresarios de Transporte en Autobús, Atedibus, ha advertido de que la licitación de las rutas escolares "solo beneficia a las grandes multinacionales y hunde aún más a las pymes de Andalucía", todo para criticar que la Consejería de Educación, a través de la Agencia de Educación, ha licitado, "en contra de todo el sector", el concurso para la realización de las rutas escolares para el próximo curso 2020-2021.

En una nota, el presidente de Atedibus, Manuel Gutiérrez Zambruno, ha criticado que esta es "una actitud irresponsable que va a tener graves consecuencias en las pequeñas y medianas empresas de Sevilla, que son las que de verdad generan riqueza y empleo en la provincia".

En el caso de Sevilla, son más de 90 empresas las que se dedican al transporte escolar con más de 3.000 empleos, "que muy posiblemente se vean afectados tras la licitación del concurso de rutas escolares, que solo va a beneficiar a las grandes multinacionales del transporte y que va a provocar el cierre y la quiebra de muchas de las pymes del sector".

Indica que el sector de transportes de viajeros por carretera, cuya otra actividad fundamental es el servicio discrecional turístico, "está completamente paralizado como consecuencia del Covid-19, y necesitan tiempo y ayuda pública para su recuperación económica, lo contrario provocará la desaparición de muchas de estas pymes y empresas familiares con la consiguiente destrucción de empleo y actividad económica".

Atedibus está formada principalmente por pymes que sostienen el tejido empresarial y gran parte del empleo estable en la provincia, y "la actitud irresponsable de la Junta en estos momentos con la licitación de un nuevo concurso de rutas escolares, nos hace pensar que no quieren ayudar a las empresas andaluzas y solo beneficiar a las grandes". "Si la prórroga ha sido posible en otras comunidades autónomas como Extremadura, ¿por qué en Andalucía ni siquiera se ha planteado esta opción?", señala el presidente de la asociación.

"La Agencia Pública de Educación de Andalucía, dependiente de la Consejería de Educación, se ha negado por activa y por pasiva a realizar la prórroga del contrato, es más, después de dos semanas de movilizaciones en toda Andalucía ni siquiera hemos recibido una llamada para dialogar. Mientras, en otras comunidades autónomas, ante la gravedad de la situación, ya han prorrogado los contratos a sus empresas, mostrando un poco de sensibilidad", asegura el presidente de Atedibus.

A su juicio, los actuales contratos podrían haberse prorrogados hasta junio de 2021 amparados en las normas de urgencia aprobadas a nivel autonómico y nacional por el estado de alarma y la crisis sanitaria. Aunque ya se cumplían los plazos de finalización de los actuales contratos, el sector ha defendido que "las especiales circunstancias en la que nos encontramos, y la compleja situación económica derivada de la pandemia, motiva la prórroga de los actuales contratos al menos para el próximo curso escolar, y además hay marco legal para ello".

"Sin la renovación del contrato escolar para el próximo año, la viabilidad económica de las 90 empresas de transporte que hay en Sevilla está en el aire", señala Gutiérrez Zambruno, que concreta que "el 90 por ciento ha tramitado ya expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE), poniendo en peligro hasta 3.000 puestos de trabajo en la provincia, un duro varapalo para la economía y el empleo en un segmento económico vital para el turismo y la movilidad".

Además, añade que la Junta de Andalucía "adeuda a las empresas del transporte solo en Sevilla más de dos millones de euros en concepto de indemnización, tras la suspensión de los contratos de las rutas escolares el pasado mes de marzo de 2020".

"El pago de las indemnizaciones por la suspensión del contrato debe realizarse de forma urgente ya que si no es posible que las empresas no puedan dar el servicio para el inicio del curso dentro de tres semanas", zanja Manuel Gutiérrez Zambruno.

Para leer más