Publicado 17/08/2020 13:12

FOAM dice que las medidas de Gobierno y Junta son "insuficientes" y no reducirán casos en residencias de mayores

Anciana. Mayor.
Anciana. Mayor. - CSIC - Archivo

SEVILLA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha considerado este lunes que las medidas adoptadas por el Gobierno central y la Junta de Andalucía para reducir los contagios por coronavirus resultan "insuficientes" y no contribuirán a reducir los casos en residencias de mayores.

"Estamos cansados de medidas políticas de cara a la ciudadanía que poco solucionan. Ya va siendo hora de tomar el toro por los cuernos y comenzar a implantar las medidas antes reseñadas que son las que necesitan nuestras residencias de mayores", según Durán, para quien la "nefasta gestión de la Junta ocasionó demasiadas muertes en las residencias de mayores de Andalucía, muchas de las cuales se podían haber evitado de haberse tomado las medidas necesarias antes", según ha señalado en una nota de prensa el presidente de FOAM, Martín Durán.

Ha expuesto que las medidas acordadas por el Gobierno central y las comunidades para las residencias "son a todas luces insuficientes y en muy poco van a contribuir a frenar el impacto del virus en las residencias". "Nos parecen unas medidas encaminadas a un lavamiento de cara ante la sociedad. Es un hacemos algo, aunque no hagamos nada", según ha apuntado.

En Andalucía, según ha añadido, desde el comienzo de la pandemia han fallecido 560 mayores en residencias, el 38,24% del total de fallecidos en la comunidad. Ha añadido que de las 675 residencias que hay en la región, en 15 de ellas ya hay contagios que afectan a 57 residentes y 37 trabajadores, habiendo fallecido un residente.

En su opinión, la medida de realizar PCR a residentes y trabajadores que hayan permanecido mas de diez días fuera de las residencias es "correcta pero totalmente insuficiente", porque es necesario el suministro de EPIs a los trabajadores, el aumento del número de trabajadores, la realización de test PCR de forma periódica (aproximadamente cada diez días a todos los residentes y trabajadores), el cierre de los centros de día ubicados en residencias, la suspensión de visitas y salidas al exterior en municipios o distritos municipales en las grandes ciudades donde se haya producido un brote, y la evacuación de los contagiados lo antes posible de las residencias para evitar que el contagio se transmita al resto de residentes y trabajadores.

Ha criticado que la Junta siga apostando por "aislar a los contagiados dentro de las residencias y para ello ha establecido un plan de contingencia que pasa por sectorizar los centros con el consiguiente riesgo que esto conlleva de la propagación del virus".

Durán ha añadido que las ayudas para contrataciones anunciadas por la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Rocío Ruiz, "sólo se aplican en las residencias públicas, es decir, en las gestionadas directamente por la Junta de Andalucía, aunque su financiación es similar al de una residencia concertada".

A su juicio, también debería de existir una coordinación mínima entre los distintos distritos sanitarios de las distintas provincias: Mientras en una provincia, ante un contagio positivo confirmado de un trabajador, a instancia de la unidad de residencias se procede a realizar el PCR a todos los trabajadores y residentes del centro, continuando trabajando todos los trabajadores que den negativo, en otro distrito sanitario, de otra provincia, por indicación de la unidad de residencia solo se realiza PCR a todos los residentes y a los trabajadores que han estado más en contacto con el contagiado y aunque salga negativo el PCR de los trabajadores estos han de confinarse en sus domicilios ocasionando una carga de trabajo brutal en este centro no sufragado por la Junta.

Más información