Las gasolineras automáticas generan un ahorro de cien millones de euros a los andaluces, según Aesae

Gasolinera automática
AESAE
Publicado 25/10/2018 14:14:37CET

SEVILLA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las gasolineras automáticas generan un ahorro anual de cien millones de euros a los andaluces, según cifras que maneja la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae).

"En un presupuesto familiar la primera partida importante de gasto, junto a la
alimentación, que se puede disminuir es el carburante por lo que con este tipo de estaciones de servicio que ofrecen precios más bajos, ayudamos al ahorro de todas las familias andaluzas", explica el presidente de AESAE, Manuel Jiménez Perona.

Andalucía cuenta con 90 estaciones de servicio automáticas, situándose como
la tercera Comunidad con más estaciones de este tipo, por detrás de Cataluña,
y Valencia. Los puntos de repostaje están repartidos por Sevilla, Cádiz y Málaga. Siendo la capital andaluza la que más estaciones tiene, en segundo lugar se sitúa
Málaga y en tercero, Cádiz. En el resto de provincias, la presencia de este tipo de estaciones es muy baja ya que territorios como Granada, Almería, Córdoba o Huelva apenas superan las cinco estaciones.

Según la asociación, el sector continuará creciendo durante los próximos años y espera aumentar entre un 10 y un 15 por ciento el número de estaciones en 2020", ha anunciado el presidente.

RESPUESTA A CCOO Y UGT

A nivel nacional, este modelo de negocio cuenta con una penetración del cinco por ciento, es decir, que en España hay unas 600 estaciones de servicio. "Este dato choca
con el dado por UGT y CCOO, que dicen que Andalucía tiene unas 533 estaciones de servicio de este tipo. No es cierto", ha advertido Jiménez Perona.

Aesae estima que en sus estaciones el litro cuesta, de media, 10-15 céntimos menos que en las gasolineras tradicionales. Así, las familias andaluzas podrían ahorrar unos 300-330 euros anuales, según los datos de un informe de la OCU, donde analizaron más de 9.500 estaciones de servicio y sus respectivos precios.

Teniendo en cuenta que no sólo ahorran los conductores que repostan en las estaciones automáticas sino los consumidores de la zona donde se implantan, pues la competencia de las automáticas obliga a bajar los precios a las tradicionales en un radio de 10-20 kilómetros.

"La competencia en este sector es necesaria y más ahora que hemos alcanzado los precios más altos, que no veíamos desde 2014. Con este tipo de estaciones conseguimos que el precio disminuya y esa subida no sea tan dura", ha señalado el presidente.

EMPLEO Y SEGURIDAD

La asociación ha alertado de los "ataques" y "críticas" que reciben desde que empezaron a operar en 2010. "Nos está costando mucho avanzar a nivel autonómico, porque muchas Comunidades, como Andalucía, están poniendo trabas, a veces absurdas, para frenar nuestra expansión. Pero tenemos la razón y el Derecho a nuestro favor, tanto el marco normativo nacional como el europeo", ha explicado el presidente.

De igual manera, ha destacado el importante papel de la tecnología en este sector y, en relación a la seguridad, ha apuntado que "todos los socios de Aesae cumplen con la normativa de seguridad en vigor, de lo contrario sus estaciones no estarían abiertas y en servicio". "Las estaciones automáticas son las más seguras del mercado pues cuentan con los sistemas más modernos".

"Decir que las automáticas no son seguras, es decir que, a Dinamarca o Suecia, que tienen más del 60 por ciento de sus estaciones de este tipo, no les importa la seguridad de sus estaciones de servicio. Es absurdo", ha señalado.

En contra de las acusaciones, estas estaciones generan empleo neto y de valor añadido, del orden de dos y tres trabajadores por estación. Esta creación de empleo es neta pues las estaciones tradicionales no han realizado despidos y las automáticas están contratando nuevo personal.

Contador