4 de junio de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 14:36:59 +00:00 CET

Granada.-El Defensor del Ciudadano media entre rumanos, Junta y Ayuntamiento, que buscan un realojo para las familias

Unas quince personas de origen rumano pasaron la noche en la sede de IU, donde Cruz Roja les facilitó alimento

GRANADA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Ciudadano de Granada, Melchor Sáiz-Pardo, está trabajando como intermediario entre el colectivo rumano que fue desalojado ayer de Cortijo Nuevo, en la avenida de Dílar, en la capital granadina, y la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la capital, administraciones que buscan un local para el realojo de las familias.

Así lo explicó a los periodistas en la Plaza del Carmen, donde los rumanos reanudaron hoy la concentración que comenzaron ayer y tras la cual pasaron la noche en la sede de IU --donde Cruz Roja les facilitó alimento-- unos quince de ellos, después de que la Policía Local les impidiera dormir a las puertas del Consistorio, como tenían previsto.

La solución "más inmediata", según indicó Sáiz-Pardo, es sólo para las 31 personas que ayer fueron desahuciadas de Cortijo Nuevo, que están "perfectamente identificadas", aunque la comunidad rumana en Granada "es mucho más numerosa; Cáritas habla de 1.500 personas de este colectivo sin techo en la provincia".

El Defensor sostuvo que las dos Administraciones "están de acuerdo" en dar respuesta a este colectivo desde tres vertientes: lo más "urgente" es el alojamiento, en segundo lugar "habrá que dotarles de enseres y cuidar el aspecto sanitario", y el alimento.

Así, según dijo, los responsables de las distintas áreas de Patrimonio de las dos Administraciones buscan un local disponible o apuntan otra posibilidad: el alquiler de otro local "que se han comprometido a equiparlo con todas las condiciones de habitabilidad y alimentos".

"Esta es la primera parte del problema, porque además necesitan atención social para sus hijos y empleo", explicó Sáiz-Pardo, que confió en que para esta noche se encuentre un local para realojarlos, aunque sea temporalmente.

Los miembros de la Plataforma 'El Cortijo', creada en marzo para ayudar a estas familias, acompañan a esta hora a los rumanos en la Plaza del Carmen, y leyeron sobre las 13.00 horas un manifiesto en el que pedían "atención" para las familias por parte de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, que creen tienen "responsabilidad directa" sobre la situación del colectivo.

Por su parte, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), sostuvo hoy en declaraciones a los periodistas en la inauguración de un rastrillo en beneficio del Banco de Alimentos, que los rumanos concentrados en la Plaza del Carmen "no estaban en Cortijo Nuevo" y alertó del posible efecto 'llamada' que podrían estar provocando las reivindicaciones de las plataformas que los apoyan, si bien entendió la labor humanitaria que realizan.