Actualizado 31/12/2007 13:50 CET

Granada.- Hoy se recogen los últimos residuos de la huelga de basura de Motril

MOTRIL (GRANADA), 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Motril (Granada) recobrará hoy la normalidad tras la huelga de basura en la localidad costera que duró tres días y se desconvocó tras un acuerdo entre los trabajadores y el Ayuntamiento el pasado jueves por la noche, ya que los operarios recogerán a lo largo del día los últimos residuos acumulados.

El teniente de alcalde de Medio Ambiente, Salud y Consumo, en el Consistorio motrileño, Antonio Escámez (PA-PAICC), declaró a Europa Press que la normalidad se recobró "la noche del viernes" porque entraron a trabajar todos los componentes de la empresa pública que habían estado en huelga "y dobló turno el cupo de servicios mínimos".

El personal de la empresa pública de limpieza, Limdeco, contó con los vehículos propios del servicio de limpieza de la ciudad pero se reforzó la logística "con camiones de Servicios Urbanos, Mantenimiento, Medio Ambiente y Pueblos y Anejos" lo que permitió según Escámez "recoger los residuos orgánicos acumulados durante tres días en una noche".

Limdeco retirará hoy el material recuperable, vidrio, cartón y envases "ya que estos no podían provocar problemas de salud a la población". Además, al ser festivo esta noche no habrá retirada de ningún tipo de basura por lo que la empresa quiere dejar todo despejado "ante la avalancha que supone un Nochevieja".

Antonio Escámez volvió a apostar por que Limdeco siga siendo una empresa pública, porque cumple un servicio "prioritario" para la ciudad. La segunda semana de enero comenzarán las reuniones de trabajo entre los representantes de los trabajadores, la empresa y el Ayuntamiento para diseñar el convenio colectivo 2008-2012 "pero los sindicatos tienen que abandonar la amenaza de la huelga" con la que acudieron a todas las reuniones anteriores.

La huelga del servicio público de basura de Motril, Limdeco, comenzó el día 25 de diciembre y se prolongó durante tres jornadas. Los servicios mínimos se cumplieron de forma escrupulosa, según el portavoz de CGT, Perseverando Rodríguez.

Se produjeron algunos conatos de actos vandálicos en los que se incendiaron varios contenedores, aunque el comité de huelga criticó la actitud de los causantes de los altercados públicos. Durante los días de huelga se acumularon en las calles casi 400 toneladas de basura.