Actualizado 27/06/2007 17:20 CET

Granada.- UPA pide a la Junta que fumigue todas las hectáreas afectadas por las langostas, incluidas las ecológicas

GRANADA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) Granada pidió hoy al delegado provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Rafael Gómez, que "replantee" su política de fumigaciones aéreas para acabar con la plaga de langostas que asola los municipios granadinos de Gor, Hernán Valle y Belerda, y utilice para fumigar el producto 'Azadiractin 3,2 por ciento' incluso en las fincas ecológicas, ya que ésta es una materia activa extraída del árbol de 'neem' que no entraña riesgos.

Según explicó el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, en una nota remitida a Europa Press, la Administración está utilizando ahora productos genéricos en las áreas afectadas que "no son válidos" para los cultivos ecológicos por lo que excluye a este tipo de parcelas de las fumigaciones para evitar posibles residuos en las cosechas.

Por ello, Chica indicó que 'Azadiractin 3,2 por ciento' es la mejor opción "porque no es tóxica para plantas, humanos, aves, mamíferos, peces, insectos predadores ni polinizadores".

'Azadiractin 3,2 por ciento' es un insecticida de choque natural de origen vegetal que inhibe la formación de la principal hormona causante de la muda de las langostas, interfiriendo en el proceso de cambio de estado. Provoca confusión sexual en estos insectos e impide la puesta de huevos en las hembras, según manifestó UPA.

Nicolás Chica afirmó que espera que se acabe "de una vez por todas" con una plaga "que se repite todos los años por estas fechas" y recordó que los agricultores propietarios de las parcelas ecológicas están "especialmente descontentos" puesto que la Administración "no hace nada por ayudarles con este problema endémico".

Según los cálculos de UPA Granada, la plaga de langostas está afectando a explotaciones agrarias de municipios como Gor, con más de 5.000 hectáreas de almendro, olivar, cereal y en menor medida hortalizas. En esta zona las principales áreas donde se ha detectado la plaga son Venta Vicario, Venta Rosario, el Cruce y Royo de Serbal.

Junto a Gor, en Hernán Valle la invasión de insectos ha llegado hasta 500 hectáreas y en Huéscar unas 7.000 hectáreas. UPA Granada señaló que "ya da por perdida la cosecha de almendra y oliva de algunas de estas zonas durante dos campañas sucesivas".

La langosta, que puede alcanzar una longitud de cuatro centímetros, invade arboledas y sembrados y produce considerables daños dada su voracidad. Los daños que ocasionan se deben sobre todo a la pérdida de hoja de los árboles por su ingesta, incisiones en sabia, desgaste de masa vegetativa que paraliza el ciclo metabólico del cultivo y pérdidas de reservas nutricionales que impiden la formación del fruto.