Publicado 15/02/2021 11:05CET

Un informe de la UCO concluye que el turismo nacional en Córdoba cayó un 57% en 2020

Turistas en el Puente Romano de Córdoba, en una imagen de archivo.
Turistas en el Puente Romano de Córdoba, en una imagen de archivo. - EUROPA PRESS - Archivo

CÓRDOBA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo (CAPT) de la Universidad de Córdoba (UCO) ha publicado el Informe-Barómetro Turístico dedicado a los viajes de residentes nacionales en la provincia de Córdoba en el año 2020, que concluye que el gasto total del turismo nacional en la provincia disminuyó en más de 254 millones en 2020 y que los turistas de origen nacional descendieron en más de un 57% respecto a 2019, registrándose una pérdida total de 1.200.823 viajes.

Así, según ha informado la UCO, en 2020, tras los efectos de la pandemia del Covid-19, la provincia de Córdoba ha visto caer el gasto total del turismo nacional hasta los 126 millones de euros, lo que ha supuesto una pérdida de más de 254 millones en ingresos con respecto a 2019 (un 66,8 por ciento menos), de acuerdo con la explotación específica de los metadatos de la Encuesta de Turismo de Residentes del Instituto Nacional de Estadística (INE) realizada por el Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo de la UCO.

Por añadidura, la provincia ha sido la que menor gasto total del turismo nacional ha cosechado en Andalucía, quedando por debajo de la provincia de Jaén y perdiendo por primera vez en la última década la penúltima posición andaluza en ingresos totales por el turismo de residentes. El porcentaje de disminución de gasto ha sido en la provincia el más alto de Andalucía y, por tanto, por encima de la media regional.

Esta importante disminución del gasto turístico ha sido consecuencia de la caída del número de viajes de turistas nacionales, que se cifra en 1.200.823 viajes, un 57,05 por ciento menos que en el mismo período del año anterior de 2019 (con más de 2.100.000 viajes), de manera que la provincia ha sido la penúltima de Andalucía después de la de Jaén.

En la provincia han sido los turistas deportivos los que han experimentado una disminución mayor en los viajes de residentes (un 90 por ciento menos que en 2019), seguidos de los viajes de congresos, reuniones e incentivos de empresa, el llamado Turismo MICE (un 82,96 por ciento menos respecto a 2019), de los de motivación cultural (77,1 por ciento menos), y de los de turismo religioso (72,8 por ciento menos), concentrándose las mayores pérdidas en el turismo urbano de la capital.

Menores pérdidas, aunque también muy cuantiosas, han tenido el turismo de naturaleza (un 65,9 por ciento menos), pese a que la provincia es la peor posicionada a nivel regional en este segmento de demanda, seguido de los viajes de turismo gastronómico (un 64 por ciento menos), compensados con la orientación de muchos restaurantes y cafeterías hacia el público local y las ofertas de comida a domicilio o por encargo, y los viajeros con motivos personales y de visita a familiares y amigos (un 53 por ciento menos).

Es destacable, igualmente, la importante significación relativa que han adquirido en 2020 los viajes relacionados con tratamientos de salud y bienestar-relax, aun cuando hayan experimentado también importantes pérdidas respecto a 2019, y ello viene a confirmar la importancia estratégica que está adquiriendo en la provincia este segmento de demanda, tal como venían indicando las cifras de viajes de años anteriores, pues por ejemplo, en 2019 la provincia obtuvo la segunda posición en el ranking andaluz de provincias con mayor número de viajes de turismo de salud, superando los 59.000.

GASTO POR TURISTA

El gasto medio por turista en 2020 fue de 139,42 euros por viaje, significativamente por debajo de la cifra a nivel nacional (223,86 euros), disminuyendo con respecto a 2019 en un 22,77 por ciento (en 2019 el gasto medio/viajero fue de 180,5 euros).

La distribución de este gasto de los viajeros se ha hecho de manera muy desigual, pues, un año más, los turistas han gastado la mayor parte de su presupuesto en comidas y bebidas (gastronomía), por encima de los 34 millones de euros, seguidos por los gastos de transporte y desplazamientos, alojamiento y actividades y servicios turísticos complementarios.

Estos últimos han representado poco más de 5.100.000 euros, siendo Córdoba la provincia con menor gasto en este apartado de toda Andalucía, solo por encima de la provincia de Jaén. Esto pone en evidencia una vez más la debilidad de la oferta turística cordobesa en actividades de ocio y tiempo libre, ocio nocturno y servicios recreativos contratados.

Para leer más