Publicado 30/06/2020 17:11:10 +02:00CET

Memoria.-Consejo.- La comisaría de La Gavidia de Sevilla y un refugio antiaéreo cordobés, nuevos lugares de la memoria

Edificio de la Gavidia
Edificio de la Gavidia - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes incluir en el Inventario de Lugares de Memoria Democrática de Andalucía la antigua sede de la Jefatura Superior de Policía, situada en la Plaza de la Concordia de Sevilla; la actual esquina de la Avenida Hytasa y la calle Diamantino García, también en Sevilla, donde el 8 de julio de 1977 fue herido mortalmente el trabajador Francisco Rodríguez Ledesma, y el refugio antiaéreo de Villanueva de Córdoba (Códoba).

La inclusión del edificio de la antigua sede de la Jefatura Superior de Policía en Sevilla --destinado a este fin desde su construcción en 1964 hasta 2003-- viene fundada por los actos de represión que allí se produjeron. En concreto, en los calabozos del inmueble fueron interrogados y retenidos ciudadanos por sus ideas políticas, reivindicaciones sociales y orientación sexual.

El espacio inscrito es una parte de los calabozos situados en la planta semisótano, así como una reserva en la planta baja para dotarlo de acceso específico.

La esquina donde confluyen hoy la Avenida Hytasa y la calle Diamantino García, también en Sevilla capital, es inscrito como Lugar de Memoria Democrática porque allí fue herido mortalmente el trabajador Francisco Rodríguez Ledesma el 8 de julio de 1977 en el transcurso de una concentración de los operarios de Hilaturas y Tejidos Andaluces (Hytasa) y vecinos de la barriada del Cerro del Águila para protestar por el expediente de regulación de empleo que afectaba a 113 trabajadores de dicha empresa.

Por último, el refugio antiaéreo de Villanueva de Córdoba (Córdoba) se convirtió en uno de los mayores espacios para protegerse de los bombardeos durante la Guerra Civil, con capacidad para 9.000 personas. Ubicado bajo la Plaza de España, contaba con cinco accesos para que los vecinos pudieran entrar desde cualquier punto de la localidad.

Su construcción --según las instrucciones de la Ingeniería y Defensa Pasiva de la República-- se inició a comienzos de 1938 y a mediados de ese mismo año ya estaba en uso.

Conforme a la legislación autonómica sobre la materia, el procedimiento de declaración conlleva un informe exhaustivo sobre el enclave, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento, con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas.

Si se trata de un emplazamiento público, la Administración titular está obligada a garantizar su identificación, señalización, preservación y, en el caso de que experimente alguna transformación de importancia, a mantener una huella o registro permanente que sirva para recordar los hechos relacionados con el sitio.

Los Lugares de Memoria Democrática se inscriben en un inventario específico de carácter público que contiene la documentación de cada emplazamiento y la adicional que se pueda generar y sea de utilidad para estudios e investigaciones.

Contador

Para leer más