Publicado 23/06/2020 15:55:58 +02:00CET

Moreno dice que no se le pasa por la “cabeza” que Vox no siga contribuyendo al cambio, aunque surjan "diferencias"

Juan Marín (i) y Juanma Moreno, este martes
Juan Marín (i) y Juanma Moreno, este martes - JUNTA DE ANDALUCÍA

GRANADA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha expresado este martes que no se le pasa "por la cabeza" que Vox no siga contribuyendo al cambio en la comunidad autónoma que decidieron los andaluces en diciembre de 2018, aunque puedan surgir "diferencias" entre formaciones políticas que son distintas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Moreno ha sido preguntado sobre el hecho de que Vox haya anunciado que se abre una nueva etapa en sus relaciones con la Junta y haya mostrado su desacuerdo en cómo se recurre a la fórmula de los decreto-ley.

"Desde el máximo respeto a las declaraciones de otras formaciones, tengo que decir que con Vox tenemos un acuerdo suscrito que estamos cumpliendo", según ha dicho Moreno, quien ha añadido que el PP-A cumple siempre con su palabra a los ciudadanos y con los acuerdos que suscribe con otros partidos. Ha indicado que aunque Vox es un partido diferente al PP, de manera que hay "discrepancias" en algunos asuntos, "ha funcionado muy bien el acuerdo" entre ambas formaciones en Andalucía.

En su opinión, Vox "está siendo y tiene una enorme oportunidad, como hasta ahora, de ser un instrumento y un partido útil a ese cambio que ha demandado el conjunto de los andaluces después de 37 años de monopolio en el poder del PSOE" en Andalucía.

"A mí no se me pasa por la cabeza que tengamos ningún problema", ha sentenciado Juanma Moreno, quien se ha mostrado convencido de que ningún andaluz que ha deseado y anhelado el cambio en esta comunidad pueda pensar que Vox no ayudará "a que ese cambio se transformara".

Ha insistido en que hay una "relación muy fluida" con Vox y como cualquier relación, "no está exentas de dificultades", de manera que lo fundamental es llegar a acuerdos para "buscar lo que nos une y no lo que nos separa".

Por su parte, el vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos (Cs) en Andalucía, Juan Marín, ha manifestado sobre esas palabras de Vox acerca del apoyo al Gobierno andaluz donde había también algunos reproches a Cs, que aquí hay "una cuestión clave" y es que el Ejecutivo de PP-A y Cs "se encapsuló cuando empezó la legislatura".

Ha indicado que Moreno no le pregunta a él qué va a votar Inés Arrimadas en el Congreso ni él le pregunta al presidente qué va a votar Pablo Casado. "Yo le debo explicaciones de lo que hace mi grupo en Andalucía, igual que él me las debe a mí de lo que hace su grupo en Andalucía y nos centramos en la gestión del gobierno", ha sentenciado Marín.

Ha añadido que el Ejecutivo tiene unos compromisos firmados con Vox que "se están cumpliendo y se van a seguir cumpliendo y ahí es donde hay que circunscribir las relaciones cuando se firman acuerdos, en el cumplimiento de los acuerdos".

"Lo que haga (Santiago) Abascal en cualquier lugar de España, es una cuestión de Vox", según ha agregado el vicepresidente de la Junta, quien ha pedido a Vox que haga una evaluación del cumplimiento del acuerdo y "si hay algún punto que no se ha cumplido, que se demande". "Este Gobierno ha cumplido siempre lo que firma y va a seguir haciéndolo", ha dicho.

"TRISTEZA" ANTE ACTITUD DEL PSOE-A

De otro lado, sobre la actitud del PSOE-A, el presidente ha manifestado que le da "tristeza" ver cómo el PSOE-A, que hasta hace muy pocos meses gobernaba en Andalucía, se ha convertido en un "partido puramente de confrontación y de oposición". Ha lamentado el "carrusel" de recursos al Tribunal Constitucional por parte del PSOE-A "para limitar" que podamos tramitar leyes fundamentales para los andaluces; que pida a sus alcaldes que "limiten la colaboración" con la Junta, como está ocurriendo con la tarjeta monedero, o que haya dado un "portazo" a la comisión parlamentaria para la recuperación de Andalucía.

En su opinión, ese no es el papel de un partido institucional que es parte del "legado y la historia de Andalucía", de manera que debería "replantearse su posición". Ha querido dejar claro que las puertas "siempre están abiertas de par en par para que el PSOE ayude a Andalucía".

Según el presidente, en las actuales circunstancias, sólo hay dos caminos, ayudar a la recuperación de esta tierra o "embarrar y poner palos en las ruedas creyendo que hay rédito político, lo que es pan para hoy y hambre para mañana porque los andaluces no lo van a valorar".

Contador