Publicado 01/07/2020 18:31:55 +02:00CET

El Parlamento rechaza una ley de Adelante para reformar la Ley de Extranjería y acabar con las devoluciones en caliente

El Pleno del Parlamento andaluz durante el debate de una iniciativa
El Pleno del Parlamento andaluz durante el debate de una iniciativa - PARLAMENTO ANDALUZ

SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha rechazado este miércoles tomar en consideración una Proposición de Ley defendida por Adelante Andalucía, a tramitar ante la Mesa del Congreso de los Diputados, que pretendía reformar la Ley de Extranjería para asegurar los derechos de inmigrantes interceptados en Ceuta y Melilla y, así, terminar con las conocidas como 'devoluciones en caliente'.

La iniciativa ha sido rechazada por el PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox, mientras solo ha recabado el apoyo del grupo proponente ya que el PSOE-A se ha abstenido. Esta propuesta ya contó con el criterio en contra del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

La propuesta perseguía garantizar "el respeto a los derechos fundamentales" de personas interceptadas intentando acceder a Ceuta y Melilla por zonas que no son los puestos fronterizos habilitados al efecto.

En defensa de la iniciativa, la parlamentaria de Adelante Maribel Mora ha comenzado su intervención afirmado que "las vidas negras importan" y que "hay que acabar con todas las formas de racismo, incluyendo el institucional, y las 'devoluciones en caliente' son una forma clara y evidente de racismo institucional". "Es la práctica más brutal que hay en la Ley de Extranjería y que se aplica a las personas negras subsaharianas", ha recalcado.

Ha indicado que quieren acabar con "el rechazo en frontera, coloquialmente conocido como devoluciones en caliente" que es específico para Ceuta y Melilla, y que se incluyó en la ley merced de una enmienda que "colaron" en el Senado en la tramitación de la 'ley mordaza'.

Mora ha explicado que esa reforma "es contraria a la Constitución, a la normativa internacional de derechos humanos y es un procedimiento racista". Ha sostenido que desde Adelante no piden "abajo las vallas", aunque les gustaría, pero con esta iniciativa piden que en vez de este procedimiento se establezca otro "en el que se garantice la tutela judicial efectiva, derecho a la defensa, a ser escuchados y a un recurso".

PSOE-A CUESTIONA LA "FORMA" Y EL "FONDO" DE LA INICIATIVA

En el turno de intervención de los grupos, el parlamentario del PSOE-A Juan Pablo Durán ha comenzado cuestionando las "formas" de esta iniciativa, porque se ha preguntado por qué la Cámara andaluza tendría que "remitir a las Cortes españolas una proposición de ley que modifica competencias que sólo le competen al Estado".

En cuanto al fondo de la iniciativa, ha comentado que el PSOE apuesta por "reformar la Ley de Extranjería", y a él mismo, personalmente, le "encantaría que desaparecieran todas las fronteras del mundo", pero tiene que "ser realista", y la iniciativa de Adelante se centra en personas que "intentan pasar por un lugar no autorizado, de forma irregular, y quedan bajo la custodia, o bien de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o de la guardia de fronteras de Marruecos".

En representación del PP-A, la parlamentaria Carmen Céspedes ha acusado a Adelante de querer trasladar a la Cámara andaluza el "lío" que tiene la confluencia sobre esta cuestión, tratando de que "en el Parlamento andaluz nos pronunciemos sobre esta materia y nos pongamos de acuerdo cuando PSOE y Unidas Podemos no se ponen de acuerdo" al respecto "ni en el seno del Gobierno" central "ni por parte de los grupos que lo sustentan".

En ese sentido, ha opinado que esta iniciativa "demuestra que no tienen una postura coherente" en Adelante al respecto, y la confluencia de Podemos e IU Andalucía está "aprovechando este tema para marcar un perfil propio".

El portavoz adjunto de Cs, Francisco Carrillo, ha sostenido que a los "anticapitalistas" los extranjeros "no les importan nada, lo mismo que los pobres", y, es más, "les gusta la pobreza, porque viven de ello", y en esa línea ha defendido que la pretensión del grupo proponente es "tener base electoral futura con la que perpetuarse". Además, ha subrayado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos "avaló la actuación de España en la expulsión de dos subsaharianos que saltaron la valla de Melilla", por lo que "esas devoluciones en caliente están ajustadas a derecho".

Por último, el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, ha rechazado la iniciativa y ha instado a Adelante que "cojan el teléfono y llamen al ministro del ramo porque pertenecen a su Gobierno". "A lo mejor el problema es que no están en el mismo barco y ahora quieren viajar solos", ha planteado antes de asegurar de que las devoluciones 'en caliente' "no solo se aplican a negros y subsaharianos" y que suponen una "respuesta inmediata frente a una perturbación del orden jurídico a través de un cauce flexible y rápido". "Por mucho que nos empeñemos, toda África no cabe en Europa", ha zanjado.

INICIATIVA RECHAZADA

En el texto de la proposición, consultado por Europa Press, desde Adelante explicaban que la disposición adicional décima de la Ley de Extranjería estableció un régimen especial de Ceuta y Melilla, "disponiendo que los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de estas ciudades autónomas mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera, podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España".

Planteaba en esta proposición de ley suprimir la disposición adicional décima de la Ley de Extranjería, y modificar el apartado b) del artículo 58.3 de dicha normativa, "para hacer expreso que el procedimiento de devolución --en los casos descritos en las fronteras de Ceuta y Melilla-- será el aplicable a los casos de los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de estas ciudades autónomas mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera".

En concreto, actualmente la letra b) del apartado 3 del artículo 58 de la Ley de Extranjería recoge que "no será preciso expediente de expulsión para la devolución de los extranjeros" en el supuesto de quienes "pretenden entrar ilegalmente en el país".

En su proposición de ley, Adelante planteaba que en dicho apartado se haga expresa la mención a "aquellos que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera, accedan a sus aguas territoriales o a sus costas".