La pensión media en Andalucía en septiembre se sitúa en 857,79 euros, un 10,4% por debajo de la media nacional

Publicado 24/09/2018 9:34:16CET

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La cuantía de la pensión media en Andalucía se ha situado en septiembre en 857,79 euros, un 3,5 por ciento más que en el mismo mes del año pasado, cifra absoluta que supone un 10,4 por ciento por debajo de la pensión media a nivel nacional, cifrada en 957,36 euros.

El número de pensiones en Andalucía ha alcanzado el presente mes de septiembre la cifra de 1.550.905, lo que representa un incremento del 1,3 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior y supone el 16,1 por ciento del total nacional, según datos difundidos este lunes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En concreto, el número de pensiones por jubilación en la comunidad ha ascendido en septiembre a 873.539, con una cuantía media a 994,75 euros, mientras que se registraron 390.477 pensiones de viudedad, siendo la pensión media de 635,73 euros.

Por su parte, las pensiones por incapacidad permanente han alcanzado en septiembre la cifra de 206.668, con una cuantía media de 879,50 euros; las de orfandad ascendieron a 70.101 con una cuantía media de 371,53 euros, y las de favor de familiares se cifraron en 10.120 pensiones, con una cuantía media de 528,93 euros.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, la Seguridad Social destinó en el presente mes de septiembre la cifra récord de 9.235 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 4,86 ppor ciento más que en el mismo mes de 2017.

Esta tasa de crecimiento es la misma que se registró en agosto, cuando las cuantías derivadas de la subida de las pensiones contemplada en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 se consolidaron en nómina.

El gasto en pensiones contributivas venía creciendo a un ritmo próximo o superior al tres por ciento. Hay que remontarse a los años 2013, 2012 y 2011 para encontrar una tasa interanual de gasto en pensiones superior al cuatro por ciento.

Los Presupuestos, que entraron en vigor en julio, contemplaban un aumento del tres por ciento para las pensiones mínimas, del 1,6 por ciento para el resto de pensiones y la ampliación de la base reguladora de las pensiones de viudedad para quienes no perciban otra pensión pública del 52 por ciento al 56 por ciento.