Permanece ingresada una de las dos heridas en la reyerta con tres detenidos la semana pasada en Andújar

Publicado 09/02/2015 18:15:46CET

ANDÚJAR (JAÉN), 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La joven de 18 años que la pasada semana resultó herida por arma blanca junto a su madre en el marco de una reyerta registrada en Andújar (Jaén), que se saldó con tres miembros de una misma familia detenidos, permanece ingresada en el Hospital 'Alto Guadalquivir' de dicho municipio con pronóstico reservado.

Así lo han indicado este lunes a Europa Press fuentes sanitarias, que han explicado que la joven, que llegó al hospital con heridas de arma blanca en varias partes del cuerpo, una de ellas "penetrante" en el abdomen, permanece en esa situación "pendiente de su evolución". Su madre, de 45 años, sí recibió el alta médica el viernes pasado.

La reyerta en cuestión se saldó con tres detenciones efectuadas por la Policía Nacional, la de un joven de al menos 24 años de edad como supuesto autor de los apuñalamientos y la de sus padres, al entenderse que éstos "ayudaron" a aquel a cometer las agresiones.

Así, según la versión policial, los hechos ocurrieron el jueves por la tarde, cuando el primer detenido y su madre se habían citado con la exnovia de éste para devolverse objetos y enseres, debido a la ruptura entre ambos que se había producido.

La expareja del arrestado estaba acompañada por dos amigas en el momento en el que "comenzó una discusión con intercambios de insultos e improperios" en la que el joven supuestamente agredió con una bofetada a una de las amigas de su exnovia.

Posteriormente, la madre de la agredida y su hija se desplazaron hasta el domicilio del detenido para pedirle explicaciones de lo ocurrido, momento en el que "comenzó una discusión acalorada" en la que estaban presentes los padres del supuesto agresor, y durante la cual las víctimas fueron "rodeadas" hasta ser introducidas en el portal de acceso a la vivienda, donde fueron presuntamente agredidas y apuñaladas, "con la ayuda y participación de los padres" del joven.

Siempre según la Policía, las víctimas consiguieron zafarse de la agresión y se dirigieron a su domicilio, donde se encontraba la expareja del detenido y otra de las amigas, quienes dieron la voz de alerta a los servicios médicos, siendo auxiliadas y trasladadas al Hospital 'Alto Guadalquivir' de Andújar.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron agentes del Grupo de Policía Judicial y Policía Científica, quienes identificaron a los presuntos agresores y detuvieron en primer lugar, el jueves, al presunto autor material de los apuñalamientos, y posteriormente, ya el viernes por la mañana, a sus padres, al entender que "apoyaron activamente a su hijo, agarrando a las víctimas, golpeándolas y reteniéndolas en contra de su voluntad para que no huyeran del lugar e intentar consumar el hecho delictivo".

Para leer más