Publicado 05/03/2021 11:51CET

Las precipitaciones de febrero se sitúan un 20% por encima de la media histórica en la cuenca del Guadalquivir

Desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda
Desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La precipitación media registrada en febrero en la cuenca del Guadalquivir ha sido de 66 litros por metro cuadrado, un 20% superior a la media histórica, que se establece en 55 litros por metro cuadrado, durante ese mismo período.

Según se desprende del informe pluviométrico mensual que elabora la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), las precipitaciones más abundantes se han registrado en la cabecera del río Guadalquivir y Sierra Sur de Jaén.

El valor máximo se ha localizado en el embalse de Aguascebas (Jaén), donde se alcanzaron los 166,4 litros por metro cuadrado, mientras que el mínimo se ha anotado en el embalse de Negratín (Granada), con 7,5 litros por metro cuadrado, según ha informado en un comunicado la CHG.

En lo que respecta a la precipitación acumulada, desde que se inició el año hidrológico hasta el 28 de febrero, se han recogido 334 litros por metro cuadrado, "lo que se traduce en un déficit de precipitación del 11% con respecto al mismo período de los 25 años anteriores, que acumulaba 376 litros por metro cuadrado".

Si se atiende a la distribución de la pluviometría acumulada por provincias, se observa que los registros en todas ellas, a excepción de Jaén, se sitúan por debajo de la media histórica. Los valores máximo y mínimo se han localizado respectivamente en las provincias de Jaén con 385 litros por metro cuadrado y Ciudad Real con 199 litros por metro cuadrado.

La CHG ha subrayado que la máxima desviación respecto a su media histórica se ha registrado en la provincia de Sevilla, con un 22% de déficit respecto a su media de los 25 años anteriores.

A día de hoy, los embalses de la cuenca del Guadalquivir se sitúan al 41,7% con 3.385 hectómetros cúbicos almacenados, 500 hectómetros cúbicos menos que hace un año. No obstante, los datos actuales permiten "continuar garantizando el abastecimiento a la población para los próximos tres años".