Ramírez de Arellano pide que se aúnen esfuerzos para mejorar la financiación de la Junta y las inversiones del Estado

Antonio Ramírez de Arellano.
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 24/10/2018 13:06:35CET

El consejero de Economía destaca el esfuerzo del Gobierno andaluz por mantener la ejecución de las inversiones

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, ha pedido este miércoles que se aúnen esfuerzos para mejorar la financiación
de la Junta y las inversiones del Estado, "para que Andalucía pueda disponer de los
recursos que permitan ofrecer los mismos servicios públicos que otras regiones, así
como tener la posibilidad de desarrollar nuestro sistema productivo y converger con
las comunidades más avanzadas".

Así se ha manifestado durante su participación en el Foro 'Inversión en infraestructuras: impulso al desarrollo', organizado en Sevilla por el diario digital El Confidencial, donde también ha reclamado el compromiso del sector empresarial para
dar impulso a iniciativas de inversión privada, que favorezcan el desarrollo de la
actividad económica y contribuyan a "generar oportunidades de empleo".

Ramírez de Arellano ha defendido la vinculación entre la inversión en infraestructuras y el desarrollo económico y ha lamentado que hayan sido "las
principales víctimas de los recortes presupuestarios provocadas por las políticas de
austeridad".

Concretamente, ha aludido a un informe del Banco de España que pone de manifiesto que la inversión pública se encontraba en su nivel mínimo desde 1970, tanto en peso sobre el gasto público (4,6% del total) como en PIB (1,9%).

Según ha explicado, las infraestructuras son "decisivas para la competitividad
de las empresas" porque determinan en gran medida tanto su localización como la
atracción de nuevas inversiones, es decir, "condicionan la cohesión territorial y la
convergencia económica". Por ello, ha reclamado que el Estado realice una "verdadera política de cohesión territorial" para tener la posibilidad de "desarrollar nuestro sistema productivo y converger con las comunidades más avanzadas".

Durante su intervención, ha criticado la baja ejecución de las inversiones en los
años del anterior gobierno que, concretamente en 2016 fue del 50 por ciento, lo que supuso que se dejaran de invertir 840 millones de euros, mientras que en el primer semestre de 2018 se ha ejecutado el 18 por ciento. A su juicio, este nivel de ejecución es el que sirvió de excusa para que los PGE de 2017 redujesen un 36,6 por ciento las inversiones con destino a Andalucía, "el mayor descenso de todas las comunidades autónomas, con 688 millones de euros menos".

En esta misma línea, ha censurado "la insuficiencia" de recursos que llegan a
Andalucía, con una infrafinanciación de 4.000 millones de euros y una aplicación del
sistema de financiación que provoca que reciba 108 euros menos de media por cada
habitante y que respecto a la comunidad mejor financiada, la diferencia llegue a los
754 euros por habitante.

Una situación que tiene "repercusiones sobre nuestras oportunidades de desarrollo económico, convergencia y creación de empleo" porque "nos obliga a destinar recursos a servicios públicos fundamentales que deberían de ir a otras políticas" como la inversión pública o el fomento del empleo.

Frente a ello, Ramírez de Arellano ha destacado el esfuerzo realizado por la
Junta de Andalucía durante estos años para mantener la ejecución de las inversiones.
Concretamente, se ha referido a que, durante todo el periodo de vigencia del actual
modelo de financiación, los gastos efectivamente ejecutados por la comunidad suman
29.420 millones de euros, frente a los 14.560 millones de Cataluña o los 6.450
millones de Madrid, la mitad y la quinta parte que Andalucía, respectivamente.

Respecto al gasto presupuestado, ha subrayado que Andalucía se sitúa como la
tercera comunidad con mayor peso de la inversión: el 13,9 por ciento del gasto no financiero, cuando la media regional se encuentra en el 9,8 por ciento.