Actualizado 19/12/2017 17:27 CET

Save the Children rechaza renta mínima de inserción en Andalucía por su "incapacidad" para reducir la pobreza infantil

Señala que la dotación presupuestaria "es insuficiente" para atender a las más de 247.000 familias que deberían poder beneficiarse de la ayuda

SEVILLA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Save the Children rechaza la futura renta mínima de inserción (RMI) que este martes se ha aprobado en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, ya que "no reducirá la pobreza infantil en la comunidad, a pesar de ser uno de los objetivos de esta renta".

En primer lugar, según un comunicado, la ONG rechaza las previsiones de cobertura de la RMI realizadas por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Según esta consejería serán 45.000 las familias que vean su derecho reconocido y que podrán acceder a esta renta, cuando según los criterios de acceso establecidos en el decreto ley aprobado "serían 247.338 las familias que reúnen los requisitos de acceso".

Además, señala que el principal criterio para poder acceder a la futura RMI es que la unidad familiar disponga de unos recursos mensuales inferiores a la cuantía que les corresponda de la renta mínima de inserción, calculada según establece el borrador del decreto y tomando como referencia el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) vigente en la fecha de presentación de la solicitud.

Esto implica, según explica Save the Children, que muchas familias que se encuentran por debajo del umbral andaluz de pobreza severa (8.785,45 euros/año para una familia de 2 adultos y 2 hijos menores de 14 años) pero por encima del criterio fijado por la RMI (6.540,00 euros/año) "se queden sin poder recibir la prestación". Además, se dará la situación de que los que la reciban "no llegarán a superar el umbral de pobreza severa autonómico, lo que impedirá que se reduzcan las tasas de pobreza en Andalucía".

En segundo lugar, Save the Children considera que la dotación presupuestaria de la RMI para atender a 45.000 o a 247.338 familias "no puede ser la misma". Así, señala que en los presupuestos de la comunidad autónoma para el año 2018, que han sido recientemente aprobados, se ha provisionado una partida de 198 millones de euros para cubrir los costes asociados de las 45.000 familias que la Junta estima como potenciales titulares de derechos de esta prestación.

"Lamentablemente, el hecho de que sean 247.338 las familias que reúnen los requisitos para acceder a la RMI implica que, con el actual presupuesto, muchas familias verán su expediente aprobado, pero no recibirán la transferencia de renta por escasez de presupuesto", ha explicado el responsable de Save the Children en Andalucía, Javier Cuenca, quien critica que, con esta situación, "se generará un panorama similar a la prestación por dependencia, en la que los derechos serán reconocidos, pero las ayudas no llegarán en tiempo y forma". Para evitar esto, la organización asegura que sería necesario "el aumento del presupuesto hasta los 670 millones de euros".

Por último, Save the Children destaca el "nulo impacto" que tendrá el actual diseño de la RMI en la reducción de las tasas de pobreza infantil severa en Andalucía. Cuenca asegura que "esta renta se muestra totalmente ineficaz para cumplir una de sus principales finalidades".

"Según nuestros cálculos, tras la puesta en marcha de la RMI, la tasa de pobreza infantil severa según el umbral andaluz se verá reducida en un ridículo 0,2%. Teniendo en cuenta que Andalucía arroja las mayores tasas de pobreza infantil severa de todo el Estado, un 14% según el umbral de pobreza andaluz y un 22,5% según el umbral estatal de pobreza, es inaceptable que se pongan en marcha medidas sin la ambición suficiente como para garantizar el derecho a un nivel de vida adecuado de todos los niños en Andalucía", concluye.

RECOMENDACIONES PARA LA RMI

La European Minimal Incomes Network (EMIN, 2017) define que un buen sistema de rentas mínimas debería cumplir con tres criterios: adecuación, accesibilidad y ser activadores. Es decir, debe ser adecuado para asegurar un nivel de ingresos indispensable para vivir una vida digna y participar plenamente en la sociedad.

Por otro lado, debe ser accesible asegurando una cobertura a todas las personas que lo necesitan. Y, por último, debe promover el empoderamiento y la participación de las personas en la sociedad. Para Save the Children, la futura RMI no cumple ninguno de estos criterios, por eso, desde la organización hacen las siguientes recomendaciones.

La RMI se debería aplicar de manera diferente en función de la composición de los hogares. De tal forma que, aquellos que estén compuestos por personas mayores de 18 años y menores de 65 años, recibirían una prestación mensual equivalente al 90 por ciento del Iprem, mientras que la prestación para los hogares con hijos/as menores de 18 años sería del 120 por ciento del Iprem.

Es necesario plantear un escenario alternativo para que la RMI disponga de un mecanismo específicamente dedicado a la reducción de las tasas de pobreza infantil severa en Andalucía. Para esto, Save the Children propone asociar una prestación de 75 euros por cada hijo menor de edad de la unidad familiar.