Publicado 01/02/2021 18:12

Todos los albergues de temporeros se encuentran ya cerrados en la provincia de Jaén

Dispositivo de emergencia habilitado en el restaurante de la piscina de verano para acoger a temporeros que duermen en la calle
Dispositivo de emergencia habilitado en el restaurante de la piscina de verano para acoger a temporeros que duermen en la calle - AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ LA REAL - Archivo

JAÉN, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Todos los albergues para temporeros que llegan a la provincia de Jaén para buscar trabajo en la campaña de recogida aceituna se encuentran ya cerrados. El único que sigue funcionando es el de Alcalá la Real (Jaén), pero lo hace, según se ha informado desde el Ayuntamiento, como 'alojamiento humanitario' destinado exclusivamente a aquellos trabajadores que tienen contrato y que abonan cinco euros por día por poder utilizarlo.

De hecho, Alcalá la Real ha sido uno de los municipios que ha optado en la presente campaña por no abrir albergue temporero como tal. Sólo ha estado operativo este albergue de pago en la avenida de Iberoamérica y 16 plazas de las casas turísticas del barrio de Las Cruces destinadas a cuadrillas estables. Además, en noviembre, el Ayuntamiento habilitó durante varios días un dispositivo de emergencia en el restaurante de la piscina municipal para evitar que hubiera personas durmiendo al raso.

El primer albergue en cerrar sus puertas fue el de Villacarrillo, que lo hizo el pasado 20 de diciembre. Le siguieron el de Andújar, el 28 de diciembre; Martos, el 30 de diciembre; y Porcuna junto con Villanueva del Arzobispo lo hicieron el pasado 31 de diciembre. Le siguieron Jaén capital, Torredelcampo, Úbeda, Villatorres y Torredonjimeno.

Para la presente campaña han funcionado diez de los 18 albergues que abrieron en 2019-2020. Los ayuntamientos que finalmente han optado por no abrir son Baeza, Beas de Segura, Villanueva de la Reina, Ibros, Alcaudete, Alcalá la Real, Mancha Real y Navas de San Juan.

Todos ellos argumentaron problemas de espacio para cumplir con la normativa anticovid y algunos de ellos aludieron también al recorte de un 50 por ciento los recursos que ha destinado este año la Junta de Andalucía al dispositivo de atención al temporero.

Ha habido ayuntamientos como Jaén capital se han visto obligados a abrir en la presente campaña dispositivos de emergencia temporales al ser insuficientes las plazas ofertadas por sus albergues. De esta forma, Jaén capital habilitó el Jaén Arena.

También Mancha Real, que optó por no abrir el albergue para la presente campaña, acabó habilitando estas instalaciones como dispositivo de emergencia para los temporeros. El mismo caso es el de Alcalá la Real que este año no puso en marcha el albergue de temporeros del Silo y tuvo que recurrir a un dispositivo de emergencia en el restaurante de la caseta municipal.

Otros consistorios han optado por otros enclaves. Así en el caso de Úbeda se optó por abrir el albergue en un antiguo concesionario de coches para así poder ofrecer un mayor número de plazas. Torredonjimeno también habilitó parte de su polideportivo Matías Prats como zona de dormitorio de su albergue.

Con más de un 70 por ciento de la campaña de aceituna recogida, la red pública de albergues, donde los temporeros pueden pasar cuatro noches de forma totalmente gratuita, ha quedado desactivada.